Gonzalo Montoya y Susana Molina fueron una de las parejas más queridas de ‘La Isla de las Tentaciones’. Sus orígenes como relación se remontan al paso de ambos por ‘Gran Hermano’… y el final de la misma se dio a la sombra de los cocoteros caribeños. Seis años de intenso romance que, lamentablemente, acabó por convertirse en una de las rupturas más dolorosas que hemos vivido en la televisión en los últimos años.

A pesar de que el concurso de las tentaciones ya se ha acabado, muchos de los concursantes del mismo siguen dando bastante de qué hablar… y estos dos no iban a ser menos.

Sin ir más lejos, la semana pasada os contábamos los rumores que corren por ahí, y que afirman que Susana habría iniciado una relación sentimental con Cepeda, el extriunfito más polémico de ‘OT 2017’. El rumor era tan fuerte, que el propio Gonzalo salió a lanzar unos cuantos ‘dardos envenenados’ a la presunta pareja.

El primero iba dirigido a la voz del cantante. Según Gonzalo, este utilizaría ‘autotune’ de forma regular para poder hacer ‘más potable’ su música. El segundo dardo iba dirigido a su físico, afirmando que él era más guapo que Cepeda: «da pena que este chico se haga famoso por las chicas con las que está, como Aitana y Susana, y no por lo mal que canta».

Pero Gonzalo quiere, ahora, en su canal de Mtmad, mostrar su mejor cara; su verdadera cara: «Estoy encontrando al verdadero Gonzalo, al risueño, al que le gusta disfrutar de la vida y de los buenos momentos. Ha sido muy difícil adaptarse a la vida diaria. Antes tenía una rutina con Susana y ha sido difícil vivir solo, tomar decisiones… porque soy una persona muy dependiente, pero me está ayudando mucho a madurar», afirma.

¿Qué ha hecho Gonzalo para mostrarnos ‘su verdadera cara’? Pues ha decidido explicar el significado de la mayoría de sus tatuajes (que no son pocos), y lo cierto es que algunos son verdaderamente sorprendentes.

Su cuerpo, para él, se ha convertido en una especie de ‘diario personal’ en el que va reflejando, de forma más o menos aleatoria, algunas de las vivencias más significativas que ha vivido.





Pero los tatuajes que nosotros teníamos más ganas de ver eran aquellos relacionados con susana. El sevillano tiene una amplia colección de piezas dedicadas a la que fue su pareja, y el primero de ellos, de hecho, se lo hizo al salir de la isla que le costó la relación: «El último que me hice es en honor a todos los que hemos caído en esta dura batalla de ‘La isla de las tentaciones».

El tatuaje en cuestión es de lo más divertido: un ciervo con una pequeña hoguera debajo y el título de ‘#Villaciervos’… que cada uno saque las conclusiones que quiera al respecto.

Otro de los tatuajes nos muestra una pieza de puzzle que se hizo junto a Carlos y susana después de salir del mítico reality. Pero es que el tatuaje más llamativo estaba por llegar: el del culo de Susana. Y es que Gonzalo, en su bícep, tiene a una de las partes más ‘íntimas’ de su expareja:

«Esto son unas bragas de Batman que le regalé a Susana y me tatué su culo», confesó sin titubear.

A pesar de todo, él la sigue echando de menos: «Para mí, la experiencia más bonita de mi vida fue convivir en la casa de ‘Gran Hermano’ y lo volvería a hacer una y mil veces más. Hacerlo con ella sería un poco duro pero la respuesta es sí, iría».





A vosotros, ¿qué os han parecido estos tatuajes? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.