La cuarentena nos está poniendo a prueba. De un solo golpe, el coronavirus nos ha sacado de nuestra zona de confort. ¿Tu rutina diaria te daba seguridad? Pues olvídate de eso: te vas a tener que quedar en tu casa. Ya no es por ti; es por todos. El cambio produce ansiedad y estrés y, en este caso, dada la naturalidad del cambio (estar metidos entre cuatro paredes), afloran otras emociones que, quizás, ni sabíamos que teníamos en nuestro interior.

El coronavirus está poniendo a prueba nuestra capacidad de convivencia. ¿Nunca habías estado una semana entera encerrado las 24 horas al día con tu familia? Ahora sabrás lo que es eso; ¿no conocías del todo a los vecinos de tu comunidad? Pues puede que haya llegado ese momento.

Tantas horas en casa nos empujan a tener que llenar el tiempo con actividades de todo tipo: culinarias, audiovisuales, artísticas, etc. Esto provoca que, en algunos casos, surjan roces entre los vecinos: demasiado ruido, golpes en el techo, etc. Esto, por suerte para nosotros, provoca el surgimiento de los ya míticos ‘carteles de vecindario’.

Hace muy pocas horas, de hecho, podíamos ver uno que resultaba particularmente fascinante. Fue colgado en una comunidad de Palma (Mallorca) y fue subido a Twitter por @llabres_jaume.

En el cuartel en cuestión, podemos ver hasta seis peticiones diferentes. En la primera de ellas, por ejemplo, se les pide a los vecinos del 3º que, por favor, se pongan de acuerdo para hacer bici a la misma hora y, de hecho, se propone una franja horaria: «a ser posible entre las 10:00 y las 14:00 o las 17:00 y las 21:00”.

Pero es que la más llamativa iba dirigida a los vecinos del 2º… y es que, al parecer, están dando rienda suelta a sus pasiones a lo largo de estos días tan particulares.

«Se ruega a los propietarios «fogosos» de la vivienda de la planta segunda que tengan en cuenta que hay niños en el edificio y lo que es más grave, también hay matrimonios», especificaba el cartel.

heath ledger love GIF

Otra de las peticiones que se hacía era que, por favor, se tenga un poco de cordura en lo referido a pasear al perro de la señora Antonia, del 1º. Ella, por su edad, no puede salir a la calle, pero, al parecer, el animal tampoco puede salir a pasear 9 veces al día… y es que los vecinos no paran de pedírselo.

En el cuarto punto, además, se especifica que «el cuarto de las basuras no es un lugar para encuentros ‘clandestinos'»… ¿qué será lo que estaba pasando ahí? Lo cierto es que podemos imaginárnoslo.

tennis rage GIF

¿Se están montando torneos de tenis entre terrazas? En ese caso, se pide que, por favor, no se dejen las pelotas por ahí, ya que estas podrían taponar los desagües. En el último punto, se puntualiza que, a la hora de hacer deporte, se haga exclusivamente en la vivienda de la persona, no en zonas comunes ni en la casa del vecino.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este cartel? ¿Cuál es vuestro punto favorito? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost

.

.