Los más peques de la casa siempre la lían y es que precisamente aburridos con ellos no estamos. Su energía parece que no tenga fin: se ríen, curiosean, chillan, corren, saltan, lloriquean, tienen rabietas, hacen pucheritos…Ser padre no es nada fácil y la paciencia que tienen en según qué momentos es realmente increíble.

Es por eso que hoy os hemos recopilado 10 fotografías de los niños más traviesos que hemos visto por Internet. ¡No os las perdáis!

1Un buen cocinero

Aquí te mostramos a Jacob, el niño que quiso ayudar a su mamá para limpiar la batidora tras haber hecho un pastel. Todo un profesional.

2Ni un minuto solos

Tras llegar, la madre de esta pequeña se encontró con esta desastrosa imagen. Creemos que se han quedado sin cereales hasta nuevo aviso.

4Un poco de barro nunca va mal

Visto lo visto, les encanta ensuciarse y jugar con todo, y aquí tenemos el caso de estos dos juguetones que disfrutan pasando su tiempo libre en el barro.




5Solo era un baño…

Dejar el jabón a mano nunca fue buena opción y en este caso menos. 5 minutos solos y montaron una fiesta de la espuma.

6Pequeños artistas

Todos de pequeños hemos querido ser artistas y nos gustaba pintar todo lo que veíamos.¿Para qué pintar una hoja pudiéndose pintar entre ellos? Los niños tienen una mente prodigiosa.

7Pintar nunca había sido tan difícil



Tener los niños en casa puede ser un desastre y más si quieres hacer las típicas tareas en casa como pintar o limpiar. Cuando te das la vuelta unos minutos, pasa esto… Aún no sabemos cómo lo ha podido lograr.

8El nuevo ayudante

Aquí tenemos a otro ayudante de las tareas de casa que ha querido hacer una buena obra y visto lo visto, no le ha salido del todo bien. Pero bueno; la intención es lo que cuenta, ¿no?

9Make up artist

Un poco de colorete, rímmel… Y por último ¡pintalabios! Creemos que se ha pasado un poquito con él, pero se ha dado un toque muy original.

10Un detalle muy especial

Para celebrar el día del padre, esta hija tan adorable le quiso hacer un regalo a su padre sin saber que en vez de un regalo sería un problema.




Como hemos podido ver, los niños pueden ser muy trastos y traviesos, pero ¿qué haríamos sin ellos? Igual que a veces nos pueden desquiciar, nos dan amor y no podríamos estar sin ellos.

¿Qué te ha parecido? Cuéntanos tu experiencia y déjanos tu opinión en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Genial.