El currículum es nuestra carta de presentación, pero sin duda la entrevista de trabajo es donde realmente la empresa tiene la labor de decidir si eres el candidato perfecto para ella. Pero no lo pondrá fácil.

Normalmente las empresas no utilizan la entrevista solo para conocerte, sino que es una herramienta importante para descartar candidatos mediante técnicas psicológicas que buscan desconcertarte y comprobar si realmente eres una persona segura y preparada.

Por suerte, hoy os echaremos un cable y hemos recogido algunas declaraciones de una escritora llamada Suzy Welch que nos ha revelado dos frases que hacen que quedes automáticamente descartado en una entrevista de trabajo.

Según dice, la primera de estas dos frases la escuchó cuando era gerenta de contratación en una revista de negocios. Tenía un candidato perfecto, pero cuando ella le preguntó «¿Dónde te ves en tres años?», él respondió:

«Probablemente en las comunicaciones de un banco, me encantaría hacer la transición a esa industria, lo que hace de este trabajo un excelente trampolín».




El candidato quedó fuera de la oferta pese a su talento, ya que aunque es lógico que la gente tenga aspiraciones y piense en sus carreras de forma estratégica, decirlo abiertamente en una entrevista hace que la empresa no nos vea como fiables y no pueda confiar en nosotros en un futuro cercano.




La segunda expresión que no debéis usar sigue la misma línea. Según Suzy Welch, aunque no sea el trabajo de tus sueños nunca debes ni siquiera pensarlo en la entrevista (y mucho menos decirlo), ya que debes intentar aprovechar la oportunidad como si lo fuese, al margen de lo que ocurra en un futuro.

En resumen, un fallo muy común que cometemos cuando somos entrevistados es proyectar nuestras «verdaderas intenciones» a la empresa.

Obviamente, es importante ser sincero, pero tenemos que guardarnos nuestro «plan estratégico» para nosotros y solo dejar claro que QUEREMOS ESE TRABAJO. A partir de ahí, si somos seleccionados, siempre tendremos la oportunidad de quedarnos o buscar otras opciones.



A vosotros, ¿qué os han parecido estos consejos? ¿Los aplicabais ya de antemano? ¿Habéis tenido algún desliz en una entrevista? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: elconfidencial