Jesús Candel está siendo uno de los grandes protagonistas de estos días de cuarentena. Spiriman, como se conoce en Internet, es un médico de urgencias de Granada que, desde hace unos años, da la batalla en pro de una sanidad pública de calidad. Su activismo en redes, que no suele dejar a nadie indiferente, le ha valido una gran legión de fans, y otra casi tan grande legión de detractores.

Ayer mismo, el médico volvía a ser blanco de polémica: se convertía en Trending Topic y, a la vez que muchos aplaudían el hecho de que hablase ‘sin pelos en la lengua’, otros lo señalaban acusándolo de generar un ‘innecesario alarmismo’.

Spiriman lo tiene muy claro con todo este asunto: la crisis del coronavirus es ‘mucho más seria’ de lo que pensamos y nos dicen los políticos, y que ‘es indignante que, como está la situación, la gente siga saliendo a trabajar’… temas ‘nada’ polémicos, vamos.

Su reciente paso por ‘Sálvame: Deluxe’ no fue nada discreto, y aprovechó bien el espacio de máxima audiencia para concienciar a la gente sobre la realidad que se está viviendo en los hospitales:

“No sé qué leches está pasando en este país que la gente no se entera de que se tienen que encerrar en sus casas. Por algo tan sencillo vamos a evitar que muera mucha gente”, explicaba. Ha aprovechado también para criticar la actitud de los políticos los cuales, según él, están quitándole importancia al asunto para tranquilizar a la gente.

Una de sus principales alertas fue dirigida a que el virus, aparentemente, es mucho más contagioso de lo que se nos ha dicho: “Yo nunca había visto una contagiosidad tan bestial. En mi hospital estamos cayendo como chinches”, confesaba.

Lo cierto es que la situación que se estaba viendo en el programa de Telecinco era de lo más tensa. Sipiriman se ha alterado tanto que, en un momento determinado, a roto a llorar:





“Ahora está mi mujer allí de guardia y es que ya no sabemos qué deciros a la gente para que nos hagáis caso y os toméis esto en serio”, suplicaba el médico. “Que evitéis lo máximo posible, es la única manera de cargarse esto. Y después la solidaridad arreglará este país económicamente”, imploraba.

“Pero estamos diciendo los médicos de toda España que se cierre todo, que nos dejéis a los médicos que se quite ese pico y que se salve mucha gente, porque el virus se queda”, explicaba antes de comentar un dato que, a su parecer, se está obviando, pero es fundamental: en verano el virus puede morir, pero también puede surgir de nuevo en otoño.

Y, entonces, ha cargado contra la clase política: «no se están tomando las medidas necesarias y vamos a tener uno de los picos más altos del mundo», aventuraba.

La intensidad del debate llegó hasta un punto en el que aseguró que ‘ni Pedro Sánchez ni sus ministros merecen respeto’: “Que nosotros estamos en primera línea de batalla, que estamos pegando los tiros, y estáis mirando desde arriba y no sabéis lo que está pasando”. «Dejadme que diga la mierda de políticos que tenemos, porque ni Marlaska ni Pedro Sáchez merecen mi respeto», aseguraba.

Aquí os dejamos la intervención íntegra:





A vosotros, ¿qué os ha parecido todo este debate? ¿qué pensáis de las palabras de Spiriman? dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.