Tenemos por costumbre acordarnos de lo más próximo que hemos visto y olvidar el pasado como si nada hubiera ocurrido. Con los concursantes de realitys nos pasa exactamente lo mismo. Cualquiera puede hacer un concurso desastroso, pero si en el próximo todo le sale como anillo al dedo y consigue hacer un buen papel, todo el mundo se acordará del gran concurso que hizo y no del anterior.

La Isla de la Tentaciones, para Gonzalo y Susana, ha sido una experiencia inolvidable, ya que la pareja parecía fuerte y capacitada para seguir adelante después del programa. Finalmente, a pesar de que se querían, les ha pasado factura y decidieron dejar una relación de varios años, 7 exactamente, lo cual no es nada fácil.

Sin embargo, hoy recordaremos ese pasado de Gonzalo, mucho antes de su paso por Gran Hermano 14, con su conocido gemelo. En el programa, Susana los conoció y mantuvo cierto coqueteo con los dos, aunque tuvo que decidirse y eligió a Gonzalo.

Pero mucho antes de esta historia, Gonzalo no vestía igual que lo hace ahora, ni llevaba el mismo corte de pelo, ni mucho menos llevaba los tatuajes que lleva ahora. En el artículo de hoy os contaremos cómo era antes del reality por excelencia de Telecinco. 

Hace 9 años, en 2011, pudimos ver a Gonzalo en otro programa de televisión, llamado »Tienes un minuto». Este curioso programa lo presentaba María Luján Argüelles, que ya ha presentado posteriormente muchos más programas de televisión, como por ejemplo: Un príncipe para Corina, Granjero busca esposa, Password…

En esta ocasión, presentaba un programa que parecía una mezcla entre Cámbiame y MyHvV. Cuatro chicas veían pasar por la cinta a Gonzalo y, si les gustaba, concertaban cita con él. Él tenía un minuto para persuadirlas y presentarse ante ellas.

En principio, la actitud que tenía frente a ellas era la misma que en la Isla de las Tentaciones, estratega pero en versión soltero. Se definía como amante de la fotografía y de los niños, aparte de ser cariñoso y simpático, intentando ablandar el corazón de las chicas.





En esa ocasión, debía vestirse de diferentes maneras para que ellas pudieran ver sus diferentes facetas antes de quedarse con él definitivamente. Los andaluces, quieran o no, tiene mucho arte en la forma de expresarse. Gonzalo no iba a ser una excepción y quería engatusar a una de las pretendientas expresándose y con sus particulares hablares.

Os dejamos con el vídeo Íntegro:

Una de las facetas que también tiene a día de hoy es el de encantador de la palabra, pero en esa ocasión no surgió efecto. Normal, porque en la cita dijo que venía a conocer solo a Nekane, que era como la »tronista» en aquel entonces. En cuanto al cambio físico, en 2011 vestía con esas camisas a cuadros que se llevaban mucho antes, ahora menos de moda. Su pelo ha cambiado bastante, ya que antes era largo, ondulado y con poca barba. Por no hablar de los tatuajes, ahora lleva mucho más que antes.

Finalmente, podemos decir que personalmente no ha cambiado, ya que sigue siendo igual de chulo, pero físicamente ha ido a mejor. Podemos decir que es como el vino: el paso de los años le sienta bien.

¿Lo veis muy diferente a cómo estaba en la Isla? ¡Comentádnoslo a través de Facebook e Instagram! 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.





Fuente: Divinity