Internet está lleno de historias verdaderamente fascinantes. Solo hace falta que echemos un vistazo por la red para encontrar mil y un ejemplos de situaciones que, como mínimo, merecen ser recordadas. En más de una ocasión, de hecho, os las hemos traído aquí… y, precisamente, eso es lo que ocurrirá hoy.

¿Te imaginas que estás paseando a tu perro y, de repente, te conviertes en el protagonista de una trepidante persecución, al final de la cual acabas siendo el héroe? Pues algo así fue lo que le pasó al protagonista de nuestra historia de hoy.

Ocurrió en Queensland, Australia. En las imágenes, grabadas el pasado 5 de marzo por un helicóptero del Servicio de Policía, puede verse a un hombre aparcado en un vehículo y como, en un principio, la policía intenta que se baje por las buenas. Aparentemente, el vehículo era robado y el sujeto iba a ser detenido.

En un momento determinado, uno de los agentes de policía trata de reventar a puñetazos uno de los cristales del coche, un Toyota Hilux de color blanco. En ese preciso momento, empieza el caos.

El conductor del coche no se piensa dejar pillar tan fácilmente y, con un movimiento brusco, intenta huir de los agentes que lo tienen acorralado. Como puede verse en las imágenes, el presunto delincuente estuvo a punto de atropellar a uno de los agentes de la ley, que consigue salvarse por los pelos.

A su vez, el coche pasa por encima del alambre de pinchos de la policía, perdiendo los neumáticos y teniendo que avanzar directamente sobre las llantas. De esta forma, consigue iniciar su huida por la carretera en sentido contrario.

No son muchos los metros que puede avanzar antes de tener que desistir e intentar su huida a pie, ya que el vehículo no le da para avanzar más. El hombre no tenía más alternativa que correr a todo lo que diesen sus piernas.



Y aquí es cuando interviene nuestro héroe amante de los perros.

 

Aquí os dejamos el vídeo con toda esta realista e improvisada película de acción:

 

El hombre; el protagonista de todo esto; el nuevo héroe australiano por excelencia ve la situación y, en un rápido (y arriesgado) movimiento, consigue practicar una llave al presunto ladrón justo cuando este pasa por su lado. El forcejeo es intenso, pero este nuevo Mad Max contemporáneo no piensa soltar a su presa. Así pues, lo retiene hasta que, rápidamente, llega la Policía para ayudarlo. Este héroe está siendo buscado por las autoridades australianas para recibir un reconocimiento por su heroica acción.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Comercio.