Nuestras jornadas, por lo general, transcurren con total normalidad. Las cosas no acostumbran a ser ni demasiado frías, ni demasiado calientes; vivimos instalado en la tibieza de la monotonía. Pero, en ocasiones, las cosas se tuercen muchísimo y, de repente y sin poder preverlo, la mala suerte nos engulle hasta la frente.

Hoy, os traemos unos cuantos ejemplos de cuando esto, lamentablemente, ocurre:

1Espero que no llegues tarde al trabajo

Porque, como puedes comprobar, la cosa va a tardar un poquito en solucionarse… ¿cómo es posible llegar a este nivel?

2A alguien se le ha jodido la ducha

Ella solo quería refrescarse un poquito… y se le ha ido el plan al garete.

3El día que estrenas tu Ferrari

Se me ocurren pocas cosas peores que te pueden pasar en este momento.

4A las 22 va la vencida

Va a llegar un momento en el que el cristal va a acabar petando… es la única forma que veo de que te acabes bebiendo tu tan preciada bebida carbonatada.





5Ahora ya sabes dónde están tus auriculares

Accidentalmente se los dejó metido en el bolsillo de un pantalón… y esto fue lo que se encontró al abrir la lavadora.

6Despistarse más de la cuenta

Eso, o que el pobre perrete es disléxico… alguien se tendrá que cambiar los pantalones después de ese paseo.

 

7Tu paquete ya ha sido entregado

Creo que el repartidor no estaba teniendo una buena tarde… si es que no todos los días pueden ser buenos.





8Un chapuzón refrescante

Las vacaciones en el Caribe de este hombre están a punto de torcerse un poco… esperemos que se haya hecho un seguro médico.

9El paseíto, pasado por agua

Lo que pintaba como una tarde la mar de entretenida, acabó en resfriado y calcetines mojados.

10Haciendo una excursión al límite

Creo que alguien se ha pasado un poco con lo de ‘estirar el chicle’.

11Lo de hacer un brownie se ha complicado bastante

Esperamos que no fuese su jersey favorito, porque creo que, a partir de ahora, le irá bastante más pequeño.

12Menos mal que no iba nadie arriba…



¿Cómo es posible que a un conductor profesional se le escapen este tipo de cosas?

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Qué es lo peor que os ha pasado a vosotros? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.