El mundo animal es mucho más divertido de lo que acostumbramos a pensar. Vemos a los perros y a los gatos como animales de compañía pero, ¿no hay nada más allá? ¿Limitan su existencia a, simplemente, estar? Muchos de ellos no, muchos de estos ‘nichejos’ dedican su vida a entrenar el noble arte del ‘camino ninja’. Hoy, veréis algunos ejemplos de aquellos ejemplares que consiguieron un nivel de maestría brutal, llegando a mimetizarse por completo con el entorno.

Os retamos a encontrar los que os traemos hoy:

1La pista son los ojos

Este caso es bastante fácil y, lo único que tenéis que buscar, son los grandes ojos del perrete.

2Escondido en las profundidades

Este es un caso de mimetización felina bastante potente, no tan fácil de detectar.

3El pelo, en este caso, es el mejor camuflaje

El truco está en intentar encontrar las orejitas y las patitas.

4La clave está en la nariz

Si no fuese por eso y por el collar, lo cierto es que sería imposible encontrar al perrete.



5Nadie lo ha encontrado todavía

Llevan dos días buscándolo y todavía no han dado con él. La mejor escultura viviente que veréis en vuestra vida.

6Otro que disimula a la mar de bien

Si no fuese porque es un poco más grande, nadie lo habría encontrado.

7Este es uno de los más difíciles de detectar

Demasiados matices de gris como para poder identificar una forma concreta, pero lo cierto es que, justo en medio del sofá, hay un perrete echándose una siesta.

8Realmente impresionante

El gato encaja perfectamente con las vetas de la madera.

9Esos ojitos no pueden pasar desapercibidos

Es imposible esconder una carita así de adorable… y eso es una ventaja para todos nosotros.

10Los puntos siempre son una putada

Pero, en este caso, convierten a esta foto en el fondo de pantallas perfecto.

11Una hora buscándolo por la alfombra

Suerte que no se han limpiado los zapatos encima, porque podía haber sido un verdadero desastre.

12Perfectamente escondido



Acabamos con el mejor de todos los ninjas de este recopilatorio. Este perrito, a pesar de ser solo un cachorro, es un auténtico maestro del engaño.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguno os haya costado más de lo normal? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Señoras que.