Supervivientes 2020 venía cargado de mucha pólvora, pero resulta ser que, de momento, está mojada. Los protagonistas de esta edición, en lo que va de emisiones, no están dando el juego que se esperaba de ellos. De hecho, la guerra se está librando más fuera del programa que en la propia isla.

Hoy le ha tocado el turno a Lara Álvarez. Últimamente, la hemos visto más agobiada y sensible por motivos que desconocemos. Pero es que ahora, con lo ocurrido ayer, han saltado todas las alarmas.

Lara estaba haciendo una conexión en Instagram cuando decidió finalizarla y despedirse de los espectadores del programa. Al apagar el directo, quiso desahogarse, diciendo esto:»La gente es retrasada». A pesar de que parece un descuido, quizás puede ser una indirecta muy directa a esa gente que la critica a ella o al programa.

Aquí os dejamos el vídeo con el momento:

Quizás los nervios y la tensión de Lara Álvarez son provocados por la baja audiencia que está obteniendo esta edición de Supervivientes. Recordemos que la presentadora se hizo famosa a través del programa de supervivencia, y no le conviene que se vaya a pique de ningún modo. También es posible que diferentes factores fuera del programa le estén afectando, como por ejemplo, la distancia con sus seres queridos (tres meses fuera de casa puede ser muy duro).

Y es que, antes de hacer las maletas y partir hacia Honduras, Lara ya confesaba sentirse muy triste por dejar atrás a lo que más quería: su perro: “Estoy a punto de salir al avión y llega uno de los momentos que todos me preguntáis ‘¿cómo aguantas?’, no aguanto”



Ahí es cuando enfoca la cámara a su perro Choco, que es un labrador color chocolate. “Despedirse de este bombón tres meses es durísimo”,  confesaba la presentadora. Aunque como ella apunta, se quedó con sus abuelos. También añade, para concluir que:»seguramente sea lo más complicado».

Horas más tarde, grabó un mensaje para darle las gracias a sus seguidores por todo el apoyo recibido a través de los mensajes por Instagram. Lo agradeció mediante un storie: “Quería mostrarlo porque a veces me preguntáis y parece que tenga facilidad para despedirme de él y ni mucho menos. Es muy complicado y por vuestros mensajes, entendéis perfectamente a lo que me refiero”.

Aparte de su perro, sus familiares le fueron a despedir al aeropuerto, pero no les quiso sacar en su Instagram porque dice que son »más tímidos que Choco». 

¿Os está gustando esta nueva edición de Supervivientes, o por el contrario, no lo estáis siguiendo como en años anteriores?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo