Adara Molinero está que se sale. Su segundo paso por la casa de Guadalix de la Sierra le supuso una victoria que, unida al conflicto con Hugo, el padre de su hijo y a Gianmarco, su (a veces) amante, la han convertido en la ‘chica estrella’ de Mediaset.

Su vida se ha convertido en uno de los temas más candentes del momento. Su vida sentimental es de máximo interés y ello, le ha abierto muchas puertas… aunque ya sabéis lo que dicen: por las puertas entra lo bueno, pero también lo malo. Con eso también ha tenido que lidiar Adara.

En estas últimas semanas, las críticas se han centrado en el físico de la celebridad. Ya sabéis que, en el mundo de Internet, la gente es muy dada a meterse donde no la llaman y, sobre todo, si hay un físico de por medio. Y esto es algo que a Adara le está tocando vivir en primera persona.

En esta misma dirección, últimamente solo se habla de la supuesta ‘delgadez anómala’ que está sufriendo Molinero. Son muchos los comentarios que se apilan alrededor del aspecto que luce en los debates de Supervivientes, en los cuales ella ya esto toda una habitual.

Ella, como ya es costumbre, se ha pronunciado con rotundidad a este respecto.

Ella, en su cuenta de Instagram, cuenta ya con más de 800.000 seguidores. Se trata de una de las influencers más famosas de nuestro país y, como podéis ver en su feed, los ‘likes’ a sus publicaciones se cuentan por decenas de miles (es lo que tiene que te quieran tanto).

¿La parte mala? Pues que también tienes más posibilidades de que te lluevan ‘haters’.





View this post on Instagram

A post shared by ADARA MOLINERO (@adara_molinero) on

Eso fue lo que pasó en su penúltima publicación. La exconcursante de GH publicó una foto en la que podía vérsele con un precioso vestido minutos antes de entrar en directo en un debate.

La mayoría de comentarios eran de lo más positivos… pero muchos otros no lo fueron tanto. Como ya hemos mencionado, la mayoría de los negativos se centraban en especular sobre posibles problemas de peso de la artista.

Ella, harta, lanzó el siguiente comunicado a través de sus stories:

«La verdad es que hace bastante daño que me digan continuamente lo delgada que estoy. Produce el mismo dolor que se le diga a alguien que está [email protected] como que está demasiado [email protected]», empezaba la modelo, muy ofendida con todos aquellos que se habían metido donde no los habían llamado.

El motivo que se ‘oculta’ detrás de todo esto es que, evidentemente, Adara está viviendo una situación de muchos cambios y, por lo tanto, de mucho estrés: «Esto no es algo que decida yo. A parte de que mi genética es de ser delgada, estoy en una época donde tengo muchas preocupaciones».

Por último, la exazafata hacía una valiosa reflexión para todos aquellos que se centraban, única y exclusivamente, en señalar con el dedo a la gente por su físico: «Por favor, hay que dejar de ser tan exigentes con el físico, no lo es todo en la vida».

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo este asunto? ¿qué pensáis de este tipo de críticas? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Telecinco.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO