Recibir un regalo es un arma de doble filo. Puede que, por un lado, te regalen una cosa que te sea verdaderamente útil; algo que llevas muchos años esperando y que, ya sea a nivel práctico o a nivel emocional, suponga algo positivo… pero también puede que te regalen una porquería. No necesariamente tiene por qué ser un regalo malintencionado.

Puede que, simplemente, sea un regalo muy, pero que muy poco adecuado sin pretenderlo… y es que, en ocasiones, a las mejores intenciones las carga el Diablo. Si no, decídselo a los protagonistas de nuestras historias de hoy:

1El peor recuerdo que puedes tener de tus hijos

La intención era buena e, incluso, práctica -¿quién no quiere un par de almohadas mulliditas?-, pero lo cierto es que la ha ejecutado de la peor forma posible.

2Un corazón de carne para ti

No estamos discutiendo que la calidad del entrecot no sea altísima… pero regalar eso para el día de San Valentín… pues puede que, efectivamente, esté un poco fuera de lugar.

3Esto se lo regalaron cuando cumplió 21 años

Ya se han acabado esos gritos por toda la casa cada vez que se acababa el papel.

4Psicología inversa

Por lo general, los regalos vienen ‘sin las pilas incluidas’… en este caso, han decidido darle una vuelta al asunto.



5Un regalo de unos amigos muy cachondos

Desde que se lo regalaron, tiene muchas dificultades para ir al lavabo bajo la atenta mirada de Firulais.

6El ramo de pollo

Esto es lo que regalas cuando quiere obsequiar a tu pareja un ramo de flores y una cena… pero solo te alcanza para una de las dos cosas.

 

7Adorador de Gabe Newell

Él es un gran fanático de Half-Life… pero no hasta este punto; sus padres se pasaron unos cuantos pueblos con este regalo y, de hecho, tiene pinta de que no entendieron nada de nada.

8Si es que la intención era muy buena…

Pero la verdad es que el regalo no podría ser más horroroso.

9Aquí tengo que decir una cosa: hasta yo lo quiero

No puede haber un regalo malo, cuando la cara de Nicolas Cage está de por medio… ¡así de simple!

10El regalo más inesperado del mundo

Como bien dice la tarjeta: «esto es lo que puedes regalarle a una persona que lo tiene todo: un cepillo para limpiarse el ombligo».

11Calzoncillos para las manos

Ya está; ese era el chiste.



 

12¿Te parece que los calcetines con chanclas son horribles?

Pues estos calcetines puede que te provoquen un coma profundo.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos regalos? Ya de paso, ¿qué es lo peor que os han regalado en la vida? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.