El diseño es una parte fundamental de nuestra vida. Es cierto que la naturaleza es la mente más imaginativa de todas, pero el ser humano también va regalado en lo que a imaginación se refiere. Si lo pensamos un poco, todo a nuestro alrededor, de una forma u otra, es fruto del diseño (otra cosa es que este sea más o menos inspirado).

Hoy, os traemos unos grandes ejemplos del ancestral y noble arte del diseño:

1Que no se te escape la botella de vino

¿Cómo es posible que no se le hubiese ocurrido a nadie antes una genialidad como esta?

2La envidia de todas las habitaciones

Un simple giro en el diseño que, como podéis ver, le da un toque completamente diferente a la habitación. Una gran forma de juntar el diseño y la naturaleza.

3Especial para todos los agentes secretos

Con un kit como este, ya puedes ir a salvar a tu país con toda la tranquilidad del mundo.

4Especial para las personas con dificultades

Se trata de un concepto muy simple que, por otro lado, ayuda muchísimo a las personas que no disponen de una gran movilidad.



5Adaptarse a los espacios pequeños

En la actualidad, los pisos pequeños están más ‘de moda’ que nunca (que no haya alternativa puede ser una gran explicación). Esta es una gran forma de sacarle partido a cada centímetro.

6Un banco adaptado

Se encuentra en Budapest y, como podéis ver, tiene el perfil de la ciudad tallado en bronce para que las personas con visibilidad reducida también puedan disfrutar de la ciudad. También está todo descrito en braille. Un ejemplo que muchas ciudades deberían seguir.

 

7Los gamers lo entenderán perfectamente

La verdad es que hay poco más que añadir.

8Todo en un mismo sitio

Este vaso de whisky te prmite dejar tu puro en el mismo vaso, sin necesidad de estar gastando en ceniceros.

9Me entra suelo solo de verlo

Daría todo mi dinero para poder echarme una siesta ahí.

10Un pequeño concepto bastante divertido

Una cucharilla con forma de pala representa bastante bien lo que quiero hacer cada vez que como helado… ¡si es que es un vicio!

11Un restaurante muy cachondo

Lo cierto es que apetece cenar ahí solo para sacarse una foto con el recepcionista. Aunque ya sabéis eso de que ‘donde tengas la olla, no metas la…’ eso.



A vosotros, ¿cuál es el diseño que más os ha gustado? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.