Ser camarero o trabajar en algún establecimiento donde sirvan comida implica el tener que aguantar a gente que te trata como si le debieras algo, o al menos es lo que se creen. En este artículo veremos diversas escenas que han sido pilladas mediante fotografías, un poco especiales, por llamarles de algún modo. Ver gente desnuda y propinas con algo de humor será el plato principal de la cena.

1Dodotis

Las propinas suelen ir acompañadas, pero esta vez de algo inesperado. Tener la mesa sucia después de comer es lo normal. Lo que no es normal es encontrarse el pañal del bebé o del cliente mismo, quién sabe.

2Comodidad absoluta

La tecnología avanza a pasos agigantados. Las mesas ahora son más ergonómicas y se adaptan mejor a tu espalda. Tanto se ha dado a conocer, que esta mujer se ha dormido encima de ella. Ahora en serio, se habrá empachado de tanto comer y le han dado ganas de echarse una siesta.

3Cuadro minimalista

Robar está mal, y más si robas un cuadro en el sitio donde te dan de comer. Quizás no es lo habitual y nunca te lo vas a encontrar, pero hoy tenemos la imagen definitiva de que hay de todo en este mundo.

 

4‘Fast Food’

Los restaurantes de comida rápida suelen tener mala fama de la calidad de la comida. Ahora, los empleados también nos hacen quitar las ganas de probar su especialidad.



 

5Falsas apariencias

Cuando eres camarero, qué bonito es ver unos billetes en la propina. Para desgracia de este empleado, los billetes eran falsos. Una falta de respeto hacia su trabajo.

6Púbico no es sinónimo de público

Está bien el quererse y la fogosidad del momento, pero hay sitios y sitios. Nadie tiene porqué ver nada de lo que haces en la intimidad, y más siendo un espacio público. Esperemos que al menos hayan tenido una buena noche.

7La cuenta, por favor

No sabemos si es muy espabilado o qué. Lo que sí sabemos es que las matemáticas se le dan genial a esta persona. Así cualquiera va a comer a un restaurante. Te restan dinero por atenderte, que nos digan dónde se sitúa este restaurante para poder ir.

8Ellos también son humanos

Dicen que los perros se parecen a su amo, pero que se parezcan no significa que tengan que hacer todo lo que hace. Los perros están encantados de tener su batido.

9Gánatelo

¿No os recuerda a la típica prueba de coger una llave dentro de una caja llena de cucarachas? Pues aquí tenéis la prueba definitiva, coge tu propina en un vaso lleno. Gánatelo, que se note que trabajas.

10Aireado

Cada día que pasa, se ven cosas más extrañas. Imaginaos que estáis en un restaurante y veis a un tío desnudo, comiendo como si nada raro estuviera haciendo. Pues esto es lo mismo. Está pasando la tarde tranquilamente hablando con su amiga. ¿Qué hay de malo?

11Por si acaso

Te puede entrar algún apretón en cualquier momento, así que la mujer se ha asegurado estar preparada para ello. Pero quizás no es correcto coger todo el papel higiénico del restaurante, ¿verdad?



 

12Ice Age

En verano, el hielo es un bien escaso en algunas ciudades. Esta mujer ha decidido que no hay mejor forma de encontrar hielo que quitándolo de las máquinas de tu restaurante favorito. Una idea no apta para coeficientes intelectuales muy altos.

13Descalzo por la vida

Vale que el suelo del restaurante esté limpio, pero no significa que sea lo más adecuado para ir a cenar o comer fuera. La higiene por encima de todo, ¿no creéis?

¿Os han ocurrido alguna vez estas escenas tan peculiares? Esperemos, por vuestro bien, que no os hayáis encontrado nada de esto…

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir