Un pueblecito se ha hecho conocido últimamente por sus gangas a nivel económico. Pero sus gangas no son a todos los niveles, sino por sus ofertas en casas lujosas y chalés. Sus precios a la baja están a la orden del día y se está poniendo de moda entre el público europeo y estadounidense.

Si os decimos que su precio ronda los 100.000 euros, quizás os lo pensáis. Pero si os decimos que tiene 2.500 metros cuadrados, cuatro habitaciones, un jardín inmenso, una terraza que da la vuelta a la mansión y que encima, esté construido adecuadamente para el clima que prevalece habitualmente en el pueblo, igual ya nos parece que sea caro.

Pensad que este precio, en pisos en medio de una ciudad, con la mitad de la mitad del espacio, no tendríamos ni para empezar a edificar el piso.

Incluso, si aún os parece realmente caro, hay de más baratos y son bastante fáciles de encontrar. Si no necesitas tanto lujo y quieres vivir en un piso más discreto y más pequeño, tienes por menos de la mitad un piso amueblado, con dos dormitorios, baños y cocina con todo incluido. Por 48 000 euros te lo llevas.

Hay chalets de todo tipo. ¿Que también te parece excesivamente pequeño? Pues nada, hay a disposición un terreno con unos 23.500 metros cuadrados. Alrededor tiene un bosque de castaños y eucaliptos, aunque también dispone de una zona en la que puedes cultivar cualquier cosa que te ronde por la cabeza. En medio de todo esto, hay dos viviendas que están separadas. El precio ronda los 85.000 euros.

Hay una infinidad de casas a un precio de escándalo. Recordemos que es un pueblo, al fin y al cabo. Sin embargo, no significa que no casen. El lujo con el pueblo puede ser compatible perfectamente. A disposición hay una finca que tiene más años que el tatarabuelo de tu mejor amigo/a.



Recientemente ha sido reformada con un estilo de lo más rústico, con 6 suites. Entre ese aspecto rústico, hay un terreno con piscina para la época más veraniega.  También incluye una bodega de 36 metros cuadrados para los más ‘frikis’ del vino. En este caso, el precio no es tan asequible como las demás. Los 480.000 euros, aunque sean una ganga para lo que ofrece, no dejan de ser medio millón de euros.

Y a todo esto… ¿Dónde está situado exactamente este pueblecito? Pues bien, se trata de Marvao, una villa de la región de Alentejo en Portugal. Así que parece que Marvao no es tan ‘marvado’…

La clara explicación al bajo coste de las viviendas en este pueblo de Portugal sólo lleva a un camino. La despoblación es el principal motivo. Muchas de las casas que hay en estos pequeños pueblos valen menos que un piso en el centro de las ciudades más importantes.

Sin embargo, ofrece muchas más cosas que una despoblación consolidada. Marvao está situado en medio de un parque nacional de Sao Mamede. Incluso, puedes hacer un pequeño viajecito a España, ya que está tocando la frontera que los separa. Para finalizar, tiene como ciudad vecina Lisboa, una gran opción a tan sólo tres horas en coche.

¿Sabéis de alguna ciudad que tenga unos precios similares a este paraíso portugués?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos