La mala suerte es inherente a la vida. Si no existiese, no podríamos comprender, asimilar y disfrutar de lo que es la ‘buena suerte’. Las desgracias nos acompañan desde nuestro nacimiento como especie y si el azar no se pone de nuestra parte… lo más probable es que el día que no pisemos una caca por la calle, lavemos el coche y se ponga a llover. Somos rehenes del capricho de la naturaleza.

Hoy, para ver si os sentís un poco mejor, os dejamos un recopilatorio de imágenes en el que podemos ver a personas que, con casi total seguridad, tienen peor suerte que vosotros (como somos seres horribles, el mal ajeno siempre nos reconforta):

1Un mapache se ha colado en casa

Cuando su madre lo encontró, lo cierto es que se llevó un susto bastante importante.

2Un fallo que puede arruinarte las Navidades

Su abuela, como podéis ver, no era muy diestra con el tema de la ortografía.

3Las puertas del coche son muy peligrosas

Si no, que se lo digan al padre del usuario que sacó esta foto… mirad cómo le quedó el móvil al pobre hombre.

4Por eso hay que revisar los bolsillos de la lavadora…

Este iPod era uno de los que ya no se venden… y creo que ya se puede despedir de todas las canciones que tenía guardadas dentro.





5Al principio, no entendía qué diablos estaba pasando

Luego se dio cuenta de que esta poniendo la taza del revés… no es que el café fuese así de negro.

6Dar de comer al gato

Si es que, aunque sea de forma indirecta, estos seres solo quieren hacer el mal y dominar nuestro planeta… ¡cuándo nos daremos cuenta y actuaremos!

7Lo malo de dejar que tus padres compren por Internet

Puede que vayas a comprar sartenes, y acabes con un llavero bastante pesado.

8Los robots aspiradora dominarán el mundo junto con los gatos





Solo tenéis que ver cómo van dejando la casa… Terminator está más cerca que nunca, y la humanidad no está haciendo nada al respecto.

9¿Creéis que es difícil montar un puzzle de 1.000 piezas?

Lo verdaderamente complicado es sobrellevar que, al final, después del largo y tedioso proceso, te falte una mal*ita pieza.

10De camino al gimnasio

Creo que la vida le está diciendo que el deporte no es algo para ella…

11Se pasó horas buscando la espátula de cocina…

Cuando sacó el panecillo que había metido al horno, la encontró… bastante más calentita de lo que la recordaba.

12Solo tenía que darle la vuelta…



Después de esto, nunca más volvió a pedirle un favor a su madre… ¡nunca!

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna que os haya sorprendido particularmente? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.