El coronavirus se ha convertido en el tema del momento. La OMS está a punto de declarar la alerta de pandemia y, mientras tanto, la gente se está tirando de los pelos para hacerse con alguna mascarilla… aunque tengan que pagar 100 euros por cada una.

Lo que, al principio, parecía una ‘enfermedad de nada’ localizada en un pequeño poblado de china, ha acabado por extenderse por (casi) todo el mundo y, en España, de hecho, ya tenemos los primeros casos. La pregunta es: ¿de verdad es para tanto?

Y es que, aunque el virus se está extendiendo con relativa rapidez, lo cierto es que su índice de mortalidad es muy bajo en relación con otros virus similares. La mayoría de las muertes se deben a que los infectados, de forma previa a la infección, disponían de un sistema inmune debilitado.

No es que no debamos hacer nada… es que debemos hacer las cosas en su justa medida. En muchas ocasiones, como ya se ha demostrado, es peor el remedio que la enfermedad y, en este caso, el pánico está siendo nuestro mayor enemigo.

De hecho, desde el pasado mes de diciembre, según ha informado la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar), las ventas de mascarillas en nuestro país han aumentado en un 3.000%… una auténtica barbaridad.

Ha tenido que ser la propia Organización Mundial de la Salud la que ha tenido que salir para indicar que NO es recomendable comprar mascarillas de forma indiscriminada ya que, en el peor de los casos, puede haber escasez de estas y, en ese contexto, personas que sí las necesiten podrían no tener acceso a ellas.

El pasado lunes, sin ir más lejos, la cuenta de Twitter Enfermera Saturada hacía un llamamiento para que la gente dejase de comprar mascarillas ya que, pacientes oncológicos que las necesitaban, no las estaban encontrando.





Han sido también muchas las farmacias que han decidido colgar carteles de aviso en sus establecimientos. El mejor (y más representativo) de todos es el que os traemos hoy:

Esta farmacia decidió ‘matar dos pájaros de un tiro’ y anunciar que “No hay mascarillas. Tampoco hacen falta”; más claro, imposible.

La imagen se ha compartido por toda la red y, en muy pocas horas, ya acumulaba miles de retweets y cientos de comentarios. De paso, otras farmacias han aprovechado para compartir también sus ‘métodos de aviso’:

Y es que la OMS ya no puede repetirlo más veces: las mascarillas solo son necesarias para el personal médico y para las personas que, posiblemente, estén infectadas. De hecho, la mayoría de mascarillas convencionales que podemos comprar en la farmacia son inútiles. Si no se combinan con otros sistemas de higiene y prevención, lo único que conseguiremos es hacer el ridículo con media cara tapada.

A vosotros, ¿qué os parece todo este asunto? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥