La vida está llena de cosas tremendamente complicadas: hacer la declaración de la renta, resolver un sudoku o, como veréis hoy, sacarle una foto a un espejo. ¿Qué pasa cuando quieres vender el espejo que tienes en el trastero? ¿cómo lo inmortalizas en una foto para subirlo a Internet? Hoy, en una sencilla guía, os demostraremos cómo NO hacerlo:

1Todo está muy mal y muy bien a la vez

Lo mejor de todo es el señor con el cigarro en la boca en plan ‘putabida’.

2No se podía ser menos disimulado

Para qué sacar la foto con el móvil, si podemos sacarla con el iPad y, así, llamar todavía más la atención.

3La discreción hecha persona

Creo que está bastante claro que, lo que es vergüenza, no le sobra a este hombre.

 

4Quizás lo que está vendiendo son las chanclas…

Lo cierto es que tendría bastante más sentido así.



5Otra persona que, de la misma forma que el anterior ejemplo, lo intenta con todas sus fuerzas

Pero si algo podemos comprobar con estas imágenes, es que la intención y la buena voluntad no son lo único que cuenta…

6La fotógrafa ninja

En este caso, como podéis ver, sí que ha estado a punto de salirse con la suya… pero no lo ha conseguido por los pelos (y por una mano).

 

 

7Pasar de todo

Si no eres capaz de disimular tu presencia delante de un espejo, no intentes ni disimularlo… o eso, al menos, es lo que nos enseña esta persona.

8Le ha faltado un pelo

Pero esas manos traviesas la delatan.

 

9Su cara lo dice todo

No tiene ningún tipo de gana de estar ahí, haciendo eso (a saber quién se lo habrá mandado).

10¿En qué estaba pensando?

No os vamos a mentir: esta imagen nos ha dejado completamente descolocados… ¡no tiene ningún tipo de sentido!



 

11A la desesperada

La de la cortina de ducha es particularmente fascinante.

12Y, para acabar, la mejor de todas:

Con los pies. Así, sin más. No hace falta añadir nada más.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Cuál es la que os ha parecido más surrealista? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.