Conocer a todos los famosos actores de Hollywood para muchos es todo un reto y un gran sueño difícil de conseguir, pero en el caso de esta señora es todo lo contrario.

Este caso ha sido un misterio para todo el pueblo de Mortsel, una pequeña localidad belga de tan solo 25.000 habitantes, desde que se descubriera todo a través de un curioso álbum de fotos.

Todo empezó en una tienda de segunda mano, donde los empleados vieron el famoso álbum de fotos. Lo abrieron y no se podrían creer lo que había dentro.

«Nos dejaron una caja con cosas viejas y el álbum estaba dentro. Uno de nuestros empleados vio las fotos y se dio cuenta de que el álbum podría tener un valor emocional para la mujer que aparecía en las imágenes y de que, probablemente, lo dejaron aquí por error», explicaba la encargada del establecimiento.

Pues bien, dentro se encontraron decenas de fotografías de una señora algo mayor, posando con famosos actores conocidos de Hollywood: Bruce Willis, Angelina Jolie, Will Smith, Antonio Banderas, Liam Neeson o Nicolas Cage, entre otros.

Tras ver las impresionantes fotografías, los empleados de esta tienda de segunda mano, como bien explicaba la encargada, quedaron atónitos. En un principio pensaron que podría ser una broma, hasta que uno de ellos razonó y pensó que no podría ser una burla, ya que nadie de esa pequeña localidad se pondría a editar las centenares de fotos de una en una para así llevarlas a esta tienda de segunda mano. ¿Con qué intención lo haría?

Este empleado quiso investigar a fondo este caso y saber quién era esta extraña mujer que salía con la misma pose en todas esas cientos de fotos en ese dichoso álbum recién salido de ultratumba.

Se puso manos a la obra y, con ayuda de una lupa, encontró en una foto que la mujer llevaba alrededor de su cuello una acreditación, como si se tratara de una periodista.

Lo que más extrañaba a este humilde trabajador era que posaba con todos estos grandes del mundo del cine con una pose muy familiar, como si tuvieran un gran afecto hacia ella y la conociesen de toda la vida.

Tras descubrir la acreditación, obtuvo el nombre de esta peculiar señora: Maria Snoeys-Lagler. 

Maria trabajaba en la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, que se encargaba de organizar los Globos de Oro, uno de los premios más prestigiosos del mundo. Esta asociación es tan exclusiva que solo aceptan cinco nuevos socios cada año.

Tras trabajar en esta asociación, Maria tenía acceso a fiestas y reuniones exclusivas y es por eso que podía tomarse fotos y hablar con los famosos sin ningún tipo de problema. Era conocida por las estrellas por su gran labor como periodista y al final, acabaron cogiéndole cariño. Finalmente, descubrieron que Maria murió en 2016 a los 87 años, tras trabajar toda su vida en dicha asociación.

Los trabajadores de esta tienda de segunda mano, al descubrir toda esta historia, no dudaron en publicarlo en Facebook. Tras mostrar al mundo el suceso que habían vivido, se hizo tan viral que salió en un canal de televisión belga para encontrar a algún familiar que se quedara el valioso álbum.

Encontraron que tenía una hija, también periodista, pero que ni siquiera vivía en Bélgica. De momento, estos trabajadores esperan poder devolver este gran recordatorio de fotos a su hija para que pueda presumir tanto del álbum como de su madre.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El correo.