First Dates es uno de los mejores programas de la televisión. Puede que esta afirmación suene un poco ‘extrema’; al fin y al cabo ¿quiénes somos nosotros para determinar que algo es ‘lo mejor’? Pero lo cierto es que tenemos motivos sobrados para defender esta afirmación y, más allá de toda lógica, simplemente, este programa nos entretiene muchísimo.

El mundo está lleno de gente muy diferente y, cuando juntas a dos personas de lo más variopintas, pasa lo que pasa en el restaurante gestionado por Carlos Sobera. Es un milagro televisivo que alegra nuestras tardes, y nos permite ver la diversidad de la condición humana.

Amor, traición y gastronomía… ¿qué más se puede pedir?

Pero hoy nos centraremos en un aspecto muy concreto del programa; nos centraremos en la ‘camarera estrella’ de First Dates: Lidia Torrent.

Como muchos de los que estáis leyendo estas líneas ya sabréis, Lidia es hija de la bailarina y presentadora de televisión Elsa Anka, una de las mayores (y mejores) artistas de nuestro país.

Lidia se ha ganado a pulso su merecido lugar en la parrilla televisiva de nuestro país. Ya no es solo su presencia detrás de la pantalla; es también gran capacidad de improvisación y, sobre todo, su gran capacidad de meter ‘puitas’ en el momento y el lugar adecuados.

Lidia es tremendamente inteligente y ‘rápido’, y eso nos encanta.





Pero es que, so hoy os hablamos de todo esto, es para compartir con vosotros la sorpresa que nos llevamos hace unos pocos días. Anka compartía en su perfil de Instagram una fotografía en la que podía vérsele junto a sus dos hijos: Lidia y Miquel Torrent… ¡hace 16 años!

Así es: en la foto publicada por la modelo, podemos ver a los protagonistas de estas historia como no los habíamos vito nunca antes. Ahora, Lidia es conocida en todo el país pero, cuando la vemos en esa foto, lo que vemos es a una niña que no sabía lo que se le venía encima (en el mejor de los sentidos).

Solo hace falta echarle un vistazo a la foto para ver el impresionante cambio que ha dado la presentadora en todos estos años, teniendo en cuenta que, en la imagen, tenía tan solo 11 años.

“Septiembre de #2004 con mis 💕. .”, ha escrito la presentadora debajo de la publicación.

Entre esta foto y el debut televisivo de Lidia, tendrían que pasar más de 10 años… ¿os acordáis de cuál fue? Tranquilos, que os refrescaremos la memoria:





Fue en la decimoquinta edición de Gran Hermano, cuando entró a la casa para uno de los concursos internos del programa. Los concursantes tenían que adivinar cuál era el secreto que ella guardaba; el que lo consiguiese, tendría un pase directo a la final.

Si hacemos un poco de memoria, también podemos remontarnos la fotografía que compartió Lidia hace unos meses, en la que podíamos verla de muy pequeña junto a su padre:

View this post on Instagram

🐣

A post shared by Lidia Torrent Anca (@lidiatorrentanca) on

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia? ¿Habríais reconocido a Lidia si no os lo hubiésemos dicho? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.