Por First Dates han pasado todo tipo de personajes y, cuando creemos que lo hemos visto todo, viene otro comensal y nos sorprende aún más. Muchas personas han ido al famoso «restaurante» en busca de su media naranja… pero también ha servido a muchos para desvelar sus secretos más íntimos a toda España y, como programa de televisión que es, todo queda plasmado frente a las cámaras… Y entre estas conversaciones no pueden faltar las relacionadas con las relaciones sexuales. Hoy os traemos un ejemplo de ello.

Itamar fue el primero en entrar en el restaurante. El joven, de 22 años de edad, se definía como una persona muy madura para su edad debido a las circunstancias que le había tocado vivir, por lo que buscaba una chica «un poco más mayor».

Poco después llegaría Helena, una joven de 23 años nacida en Bulgaria que vino a España con su familia cuando era tan solo una niña.

La cita empezó muy bien. Llegó la hora del rasca del amor y empezaron con una pregunta que no dejó ni a uno ni al otro indiferente. «Lugares más extraños donde lo has hecho. ¡Ay, que no vea esto mi madre!», decía Helena. Pero nos da que las probabilidades de que eso pasara eran bajas…

Itamar le explicó que fue «en una caseta de perro de las grandes, toda la familia estaba en la piscina y no teníamos otro sitio«. Helena contaba que, en su caso, fue «en el parking de un centro comercial, pero dentro de un coche«. Esto acababa de empezar.

La siguiente pregunta era si el tamaño importaba… Itamar dijo que no, pero Helena pensaba lo contrario:

«El tamaño importa, y quien diga que no, miente»

Luego se irían al privado donde descubrirían que tienen más cosas en común de las que pensaban; entre ellas, que a ambos les gusta el reggaetonero Daddy Yankee.



Al abrir las bolas que les habían tocado, a él le tocó «beso eterno» y, a ella, «beso de película«. Y una cosa llevaría a la otra… ¿Cómo acabaría la cita? ¿Se dirían que sí a una segunda cita?

¿Qué te ha parecido esta cita de First Dates? ¿Crees que habrá surgido el amor? Déjanos tu opinión.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Cuatro