Para entender a historia de hoy, tenemos que remontarnos a la obra del escritor y filósofo Umberto Eco. Él elaboró un test para determinar, en 14 preguntas, si una persona encajaba dentro del denominado ‘fascismo eterno’ o ‘ur-fascismo’.

Para ello, se basó en las 14 características compartidas por los regímenes totalitarios que habían existido hasta el momento, y presentó su tesis en una conferencia que ofreció hace ya un cuarto de siglo en la Universidad de Columbia, en Nueva York.

Este test, muy utilizado desde aquel entonces, se ha convertido hoy en tendencia por un motivo de lo más polémico: un profesor del Instituto Aramo de Oviedo decidió pasarlo a sus alumnos de cuatro de ESO (15-16 años) bajo el título ‘¿Eres un Facha?’… y claro, la polémica ha estallado.

El encargado de que esta historia se viralizase en Twitter fue el padre de uno de los jóvenes, quien compartió una foto del test en su perfil personal.

Según se ha podido saber a posteriori, el centro educativo donde impartía clases el profesor desconocía todo este asunto y, al revelarse el caso, han anunciado que ya han tomado las medidas oportunas.

El centro escolar ha puesto el caso en conocimiento de la Consejería de Interior, la cual ya habría visitado el instituto para, así, empezar a recolectar toda la información pertinente. El informe, previsiblemente, se hará público en las próximas semanas.

La prueba en sí es bastante sencilla. Hay que leer unas cuestiones y responder de forma afirmativa o negativa a las mismas. Como podéis ver a continuación, las preguntas que se nos plantean son de un calado intelectual y filosófico importante:





«¿Es imprescindible conservar las tradiciones?», «¿Las personas débiles entorpecen a la sociedad?» o «¿La política, la economía y la sociedad se van a la mierda?», son solo algunas de las preguntas que se pueden leer en el formulario.

Como ya es habitual en Twitter, el caso ha causado indignación, haciendo que muchos colectivos, de todas las posiciones y colores, reaccionen a este suceso. De entre los comentarios más destacados, encontramos el de Guaje Salvaje, quien afirma que «El adoctrinamiento escolar no es exclusivo de Cataluña. Parece que más de un presunto docente está más empeñado en imponer sus ideas y sus prejuicios a nuestros hijos que en impartir formación».

Paloma Gázquez, diputada del PP por Asturias, retuiteó a otra usuario, suscribiendo su opinión al respecto:

«Que en una asignatura troncal pretendan inculcar el odio al que piensa fuera del pensamiento progre es muy triste, de esto no nos salva ni el pin parental, por desgracia. A parte (sic) de lo que ya enseñan en facultades de magisterio y másters para ejercer, tendrían que recalcar la objetividad y no intento de adoctrinamiento de los alumnos. Una cosa es explicar el panorama político en general para que ellos elaboren una opinión para el futuro, y otra pretender enseñarles ‘quienes son los buenos y quienes los malos’. Patético», concluía.

A vosotros, ¿qué os ha parecido parecido toda esta polémica? Dejádnoslo en los comentarios. 





Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.