Las modas van y vienen. Antes estaba de moda los hoteles de lujo con todo incluido; unas buenas vistas, jacuzzi en la habitación y un par de copas de champán. Sin embargo, ahora lo que está de moda son los lugares exóticos y poco poblados que muy poca gente ha visitado.

Da igual dónde estén situados, al lado del mar, en la cima de una montaña, en una zona rural… Los alojamientos para las vacaciones se diferencian según sus características: cuantas más comodidades y más atenciones, se encarece el precio. 

El llamado ‘Glamping’ se ha hecho fuerte en estos últimos años y en el que cada vez confía más la gente. El significado de esta nueva palabra viene de la unión de glamour y camping en la que, aparentemente, los conceptos que no compaginan. Sea dónde sea, en una burbuja, en una cabaña o en un iglú, los alojamientos tienen la calidad y comodidad similar a un hotel. Eso sí, el precio de los glampings no es, para nada, bajo.

A pesar de sus limitaciones, pueden llegar incluso a precios desorbitados, parecidos a los de un hotel de lujo. En los diferentes comparadores de precios que tenemos a nuestra disposición, es muy probable encontrar habitaciones para dos personas, por alrededor de los 100-120 euros la noche. Si los comparamos con los gamplings, no encontraremos mucha diferencia en los precios.

 




Casa de Lalia (desde 80 euros/noche)

En Málaga no solo hay playas, también podemos encontrar tiendas de campaña como estas. El antónimo de la ciudad de malagueña lo tenemos aquí. Situado en Alhaurín el Grande, esta tienda tiene 5 metros de diámetro y está incluido todo lo que puedes necesitar para tu plena comodidad: WiFi, una cama, toallas para asearte. Aunque no todo son ventajas, el glamping no deja de ser eso, un camping más lujoso, pero los baños no dejarán de ser compartidos.




Coucoo Cabanes (desde 145 euros/noche)

Esto no es como el típico hotel lujoso de París a lado de la Torre Eiffel, aunque por el precio, podría serlo. Hablamos de París porque esta cabaña lujosa está situada en Coucoo Cabanes, junto a un lago, adentrado en medio del bosque. Una de las peculiaridades que tiene es que es 100% ecológica, además de flotante. El precio es prácticamente igual que hoteles de alta gama e incluso superior. Ronda los 255 euros por noche.

Yuva Glamping

Uno de los países más importantes, en lo referido a los camping lujosos, es Colombia. En este país, se utiliza mucho este tipo de alojamientos, tanto en jóvenes como por adultos. Además, están muy comprometidos con este tipo de proyecto para poder cuidar la natura. Esta vez, a diferencia de los dos anteriores, sí disponemos de un baño privado, a pesar de estar en medio de la selva. A pesar de tener también nevera y jacuzzi, la electricidad a veces falla y la presión con la que sale el agua no siempre es la deseada. Este alojamiento se puede alquilar por noche desde los 201 euros.

Whitepod



Si quieres dormir en la cima de la montaña, esta puede ser tu opción preferida. El alojamiento está basado en pequeños iglúes con una chimenea en el interior para poder calentarse. Tranquilos, que el iglú no se va a deshacer, no os preocupéis. Obviamente, al estar arriba de la montaña, hay necesidades básicas que pueden escasear, como el agua y la electricidad. Sin embargo, hay un controlo periódico para garantizar una estancia excelente. Para algo estás pagando… y el precio va desde los 274 euros por noche.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos