Tener un hermano es algo que marca. Los hijos únicos también tienen lo suyo, pero cuando creces con otros niños como tú… la cosa cambia (y mucho). Hoy, en honor a aquellos que crecieron con hermanos, os hemos traído unas cuantas imágenes que solo vosotros podéis entender (o eso esperamos, la verdad).

1No era la hermana más simpática del mundo

En esta foto, puede verse perfectamente cómo tuvieron que vivir sus dos hermanas pequeñas: siempre silenciadas por la mayor.

2Siempre hay un hermano que se lleva todos los premios

Ella, al menos, tenía su riquísimo aro de cebolla.

3El protagonista de la foto siempre fue el más juguetón de todos los hermanos…

¿Adivináis quién es él?

4Un hermano bastante travieso




Tenía una pequeña afición por tomarle mucho el pelo a su hermano pequeño… Todo eran risas hasta que le entraba arena en los ojos.

5¿Adivináis qué pasa en esta foto?




Pues que su madre le dijo que no pestañeasen… y esta fue la cara con la que salieron.

6Disfrutando del conflicto

A los tres hermanos les encantaba crear conflictos… y, con estos dos perros que se llevaban a matar, lo tenían a la orden del día.

7Ir conjuntados de forma muy original

Su madre les hizo un traje con la tela que le sobró de los cojines del sofá e hizo una sesión de fotos que, más tarde, repartiría toda la familia. Cosas de casa.



8Su forma de cuidar a su hermanito

La única condición que puso para sostener al pequeñajo es que, si lo hacía, tenía que ser con esta máscara… sino, nada.

9Un hermano muy bruto

Siempre hay uno que se toma las cosas muy (demasiado) en serio.

10¿Sabéis qué le pidió el fotógrafo?

Que ‘enseñase más los dientes’… una hermana demasiado literal, por lo que podéis ver.




11La ‘alegría’ personificada

Creo que a alguien no le apetecía, en absoluto, sostener a sus dos nuevos hermanitos.

12Su cara lo dice todo

Ese fue el momento exacto en el que se dio cuenta de que ya no era hija única.



A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna con la que os sintáis particularmente identificados? Dejádnoslo en los comentarios. 




Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.