Tenemos fumata blanca en lo que al hombre más viejo del mundo se refiere. Desde este pasado miércoles, Chitetsu Watanabe, de 112 años, se ha convertido, según el Libro Guinnes de los Records, en el hombre más viejo del mundo en la actualidad.

Ya sabéis que en esta página somos unos fanáticos de este tipo de récords. En más de una ocasión os hemos contado historias de personas verdaderamente longevas… pero es que un anuncio como este no se ve cada día y, como mínimo, teníamos que hacéroslo saber.

Watanabe es un hombre feliz y, según él mismo, este es el secreto que le ha permitido vivir tantos años. En la actualidad, vive en una residencia de ancianos en Joetsu, en la costa occidental de Japón.

Por lo que se ha podido saber de sus orígenes, tenemos que remontarnos al 5 de marzo de 1907 para fechar el día de su nacimiento. Nació en el seno de una familia dedicada al mundo rural y ha vivido toda la historia del siglo XX, teniendo más de treinta años cuando se inició la segunda guerra mundial, por dar solo un ejemplo.

Hasta el año pasado, el hombre más longevo del mundo era el alemán Gustav Gerneth quien llegó a los 114 años. Tristemente, falleció el pasado mes de octubre y, ahora, el primer puesto del podio a ido a parar al japonés.

Tantos años de vida dan para mucho y, hoy en día, Watanabe (un nombre que nos recuerda a lo mejor de Haruki Murakami), tiene nada más y nada menos que 12 nietos y 16 bisnietos, por lo que legado no le va a faltar.




Es un gran aficionado al flan y al helado y, a su edad, no se priva de darse un caprichito de vez en cuando (en cualquier caso, más de las que le recomienda su médico).




Su relación con el dulce es muy especial. Chitetsu, cuando tenía tan solo 20 años, se trasladó a Taiwán, donde trabajó en una refinería de azúcar por casi veinte años. Acabada la Segunda Guerra Mundial, regresó a su tierra natal para seguir con su vida.

Otras de sus grandes aficiones es la caligrafía y, de hecho, su cabeza y su visión sigue en muy buen estado, habiendo podido leer el mismo el documento que le facilitó Guinnes World Records. Según afirmaron los presentes en ese momento, esto le ‘arrancó una sonrisa’.

El tema de la longevidad en japón no es nada nuevo y, de hecho, es uno de los países con más esperanza de vida en todo el mundo. ¿Qué tendrá el sake que los hace tan duraderos?



Recordemos que, en el sudoeste del archipiélago nipón se encuentra Kane Tanaka, la persona viva más longeva del mundo quien, actualmente, tiene más de 117 años (cumplidos el pasado 2 de enero).

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta historia? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.