Aurah Ruíz, durante un tiempo, fue una de las personalidades más recurrentes en los platós y programas de Mediaset. Hoy te presentamos todos los cambios estéticos que se ha realizado la exconcursante de GH durante estos últimos años, pero antes, te contamos sus primeras apariciones en televisión.

Aurah empezó en el mundo televisivo a partir de mantener una pequeña relación con Kiko Rivera. Fue recorriendo los programas de la prensa rosa para explicar su romance con el hijo de una de las cantantes más reconocidas a nivel español, Isabel Pantoja.

La cosa con Kiko acabó mal, y Aurah acudió a «Mujeres y hombres y viceversa» para encontrar el amor pretendiendo a Ángel Vico, uno de los tronistas que había por aquel entonces. Ángel llegó a pedirle matrimonio en el programa delante de sus pretendientas. La boda se iba a celebrar cuando después de 8 meses de noviazgo decidieron dejarlo por las supuestas infidelidades de Ángel… o eso se rumoreaba.

Después conoció a Jesé Rodríguez, el delantero del Sporting Club de Portugal, con quien tuvo a Nyan, su primer hijo. Nyan nació prematuro y eso suponía muchas intervenciones y horas en el hospital. Aurah acusaba al futbolista no estar pendiente de su hijo y, a principios de 2018, rompieron su relación.

Y entonces llegó a «Gran Hermano VIP», donde fue la única concursante que recibía información del exterior, en este caso, por la salud de su hijo.




Pues bien, después de introducirte un poco cómo empezó en el mundo televisivo, queremos contarte todos esos cambios físicos que ha realizado durante todas estas etapas de su vida.

La primera operación que se realizó Aurah fue a sus 24 años, operándose el pecho. Su obsesión por aumentarse los senos llegó a tal punto que, al no contar con el apoyo de sus padres, llegó a plantearse practicar su intervención en una clínica clandestina. La cosa se quedó ahí, ya que gracias a un préstamo concedido por su hermano, consiguió operarse en una buena clínica. «Yo quería un pecho que se viera que fuera operado. No me daba vergüenza que se notara, al contrario», contaba Aurah en su canal de MTMAD.

Tras estar tan contenta con su operación, el año pasado tuvieron que intervenir en otra operación de pechos, ya que las prótesis que tenía estaban dañadas y podían ser cancerígenas, pero todo quedó en un susto, y la cosa se pudo solucionar.

Después decidió aumentarse los labios con ácido hialurónico, pero la cosa no llegó a buen puerto, ya que cuando salió de la clínica, se le empezaron a hinchar repentinamente los labios por una reacción alérgica. Después de un tratamiento, consiguió estabilizar la inflamación.




Lo que más odiaba Aurah eran las «patas de gallo» que le salían al reírse y las arrugas en la frente, así que no dudó en ‘parchear’ la cuestión. Un par de pinchacitos y solucionado.

Otro de los cambios que se hizo en el rostro fueron las bolsas debajo de los ojos y tras esa operación, les dijo adiós para siempre.

Después, decidió marcar aún más la zona del mentón y la mandíbula, ya que ella decía que le daría más volumen a la forma de la cara.




Por último, decidió corregirse la nariz, ya que aseguraba que cada vez que pasaban los años la punta de la nariz se le iba más para abajo. Se infiltró bótox para dejar atrás esos complejos y sentirse a gusto con ella misma.

Aurah, como hemos podido comprobar, no ha dudado en hacerse esos pequeños retoques que tanto le preocupaban para ganar confianza y estar segura de sí misma.

¿Qué te han parecido estos retoques? ¿Te esperabas que se hubiese hecho esos en concreto? Déjanos tu opinión. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.




Fuente: Telecinco.