Una ruptura nunca es fácil de superar a no ser que seas una persona sin sentimientos. En este artículo os dejamos algunos consejos para poder pasar el mal trago con la mayor sonrisa posible. Quizás al principio no sea fácil, pero nunca es sencillo separarte de alguien con quien has compartido tantos momentos. Ha llegado el momento de decir adiós y pasar página. Date prioridad y haz cosas que nunca hiciste.

1Pon punto final a la relación con tu ex

Uno de los consejos más habituales para cerrar relaciones es evitar contactos con tu ex. Es fácil volver a caer en la tentación porque lo que habéis vivido para siempre queda, pero cuando una puerta se cierra, otra se abre. Así que, hay que ser fuerte con la decisión que se toma.

2No es el fin de tu vida

No tengas miedo, que la vida son dos días. No puedes pasarte esos dos días disgustado. Ahora te toca disfrutar porque el mundo no se acaba aquí. Piensa en ti y tira hacia delante.

3Háblalo con personas de confianza

Es importante que tengas gente alrededor después de una ruptura. Pero no vale cualquier tipo de gente, sino personas que sean de confianza y te apoyen y te aconsejen lo mejor para ti, no lo que a ellos le interese.

4Date permiso de sentirte triste




A veces llorar, es bueno. Soltar lo malo que tienes dentro de ti, un desahogo necesario y natural. Las lágrimas son tu pasado y la sonrisa es tu futuro. Date tiempo para pensar en lo que pudo ser y no fue, porque sí, todo el mundo tiene derecho a estar triste, pero no te quedes ahí, sigue tu camino y sonríe porque te después de la tormenta viene la calma.

5Busca ayuda profesional




Si es necesario, hazlo. A veces, no podemos solos y necesitamos un agente externo que nos abra los ojos y nos haga caminar hacia delante. Necesitamos una mano que nos guíe en la toma de decisiones y las actitudes y aptitudes para retomar nuestro camino.

6Tente paciencia

Sí, paciencia, porque aunque queramos todo lo que teníamos antes, ahora quizás no es el momento. Todo llega, cuanto más buscas, menos encuentras. Déjate sorprender.

7Conviértete en tu prioridad

Ahora solo estás tú, y eso te hace tener mucho más tiempo para ti. Tienes tiempo de hacer cosas que antes no podías o anteponías a tu pareja. Sé egoísta en estos momentos. A veces el egoísmo es positivo.



8Comienza a leer

La lectura relaja y despeja tu mente. Te culturiza y te da paz. Necesitas estos momentos. Adéntrate en las historias de tu escritor o escritora favorita.

9Reorganiza tu vida

Haz una lista y organízate porque ahora tu rutina ha cambiado. Tienes más tiempo, haz algo que te guste como rutina: ve al gimnasio, haz deporte, lee, sal con tus amigos. Lo que quieras. Lo importante es despejar la mente.

10Recupera las cosas que dejaste a un lado

Retoma tus hobbies en cuanto puedas. Te sentirás mejor y recuperarás esa sonrisa que tus más allegados echan de menos.




11Prueba a hacer cosas nuevas

Probar por cocinar, por ejemplo, te hace no pensar. A lo mejor encuentras tu nueva pasión.

12No quieras suplantar a tu expareja

No hagas esto. El error de los errores por excelencia. No quieras caminar antes de gatear. No intentes tener a la misma persona con la que has estado rápidamente, ni físicamente ni personalmente porque te saldrá mal. No es el momento de precipitarte, primero cura tus heridas.



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.




Fuente: Ok Chicas