El problema del WhatsApp es que tu información más preciada no está completamente segura. Todos tus audios, fotos, mensajes y vídeos pueden ser vistos fácilmente. Pero no sólo vistos, también utilizados y copiados para cualquier tipo de uso. Según asegura un hacker profesional, en la entrevista en Código Nuevo:

“Realmente nadie está a salvo, lo más probable es que tu móvil ya haya sido hackeado por varias personas y ni siquiera lo sepas”

Gracias a conseguir el contacto a través de un foro de Internet, pudieron hablar con él para que nos muestre algunos de los secretos más preciados del hacker. Según como avanzaba la conversación, por su voz y por su capacidad al responder preguntas que podrían ser comprometedoras, se puede saber que este hombre no es un simple aficionado, a parte de que tampoco podía dar su nombre ya que sus actividades no están bien vistas por la ley. La capacidad y los límites insospechados del hacker, a formatear móviles, aplicaciones y redes sociales, pueden causar graves problemas si no sabes como hacer con discreción

“Quitar multas de la Dirección General de Tráfico, cambiar notas en la universidad, borrar tu nombre de la lista de morosos, espiar un WhatsApp, pinchar un teléfono, etc. La pregunta correcta sería: qué no puedo hacer con un portátil, tiempo y dinero”

Depende de lo que le pidas, sus precios son unos u otros. Las tarifas pueden ser desde 500 euros, dependiendo del tiempo y la complejidad de hacerlo. Este hombre está capacitado a robarte toda la información de tu móvil en un par de horas. Según el hacker dice:

“No sirve de nada apagarlo, mientras tenga la tarjeta sim puesta puedo hacer lo que quiera”.

Como bien dice el hacker anónimo, el WhatsApp es la aplicación que más reclamo tiene. Los clientes quieren usurpar la intimidad, normalmente de sus parejas para saber si realmente sus parejas son fieles.

La aplicación que más hackeamos es Whatsapp, hay muchísima demanda de personas que quieren leer los mensajes de sus parejas y están dispuestas a pagar”

Pero claro, todo esto no es gratis y en la conversación se le pregunta por el precio de sus servicios. Al principio del artículo hemos comentado que tenía facilidad para esquivar preguntas, por lo tanto, esta no será una excepción.

“Para que te hagas una idea pago entre 2.000 y 3.000 euros mensuales solo para mantener servidores y algunas herramientas que uso en el Deep Web

No somos muy listos para adivinar que lo que ganará rondará aproximadamente hacia el doble o el triple de lo que gasta como mínimo. Sin embargo, no se utiliza la moneda que nosotros utilizamos, ya que deja rastro. Lo que usan ellos, los hackers, es el llamado Bitcoin. Con el Bitcoin se puede comprar en la Deep Web. Allí se puede comprar desde drogas hasta armas. Él dice:»Lo que sea».





Al manejar tal cantidad de dinero, la pregunta frecuente que nos hacemos es si podemos dormir tranquilos y no tener miedo a que te pillen. El anónimo responde con frialdad al ser preguntado sobre este tema:

“Yo mismo trabajé en la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil. No puedo decir que estoy 100% tranquilo cuando trabajo con temas serios pero calculo muy bien los riesgos. No tengo miedo”.

Por último, se le pregunto por la posibilidad de entrar en bancos. Directamente, él respondió:

“Si eliminar una multa tiene una dificultad de un ocho sobre diez y modificar tus datos en Hacienda un diez redondo, meterse con los bancos es hablar de un 11 o más”

Al fin y al cabo, si tienes dinero, puedes hacer lo que tu quieras. Desde cambiar notas hasta robar dinero. Pero recordad, que el dinero no da la felicidad, pero eso sí, ayuda.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Código Nuevo