Paula Gonu, para sorpresa de ninguno de los que estamos leyendo esto, es una de las youtubers más populares y reputadas de nuestro país. Su canal es uno de los más variados del momento y, a pesar de estar centrado en moda y viajes, Paula nunca se olvida de darle a todo lo que toca ese particular humor suyo.




El pasado mes de diciembre, como ya viene siendo una tradición en su canal, hizo el ‘Adviento PG’ (vídeos diarios con sorteos para sus seguidores). En uno de ellos prometió lo que muchos esperaban: que, si llegaba a 60 mil likes, desvelaría lo ganado en todo el mes de diciembre (el más pagado por la publicidad).

No solo llego a los 60 mil, sino que superó esa cifra con creces (hoy, está ya en los 100.000) y, como lo prometido, para Gonu, es sagrado, cumplió su palabra y, hace apenas un par de días, nos obsequió con el tan esperado vídeo.




Antes de eso, todo hay que decirlo, la Youtuber se tomó un merecido mes de vacaciones, por lo que hemos tenido que esperar hasta los primeros días de febrero… pero no pasa nada; se lo perdonamos.

Paula, transparente como siempre, abordó el tema empezando por el clásico ‘dilema del youtuber’:

“Hay dos grupos. En primer lugar, las personas que lo entiendan porque saben del tema o han llegado a entender de alguna manera y están de acuerdo con el argumento de que cobras en relación con lo que generas. Y, el segundo grupo de personas son los que se van a llevar las manos a la cabeza y ven injusto que se cobre por, según ellos, hacer ‘mierda de vídeos’ y tonterías en Internet”, explicaba la influencer.

Otra de las cosas que Paula dejó claras al principio del vídeo (y como ya ha explicado en otras ocasiones), es que ella, antes de ganarse la vida con el mundo del audiovisual, tuvo muchos otros trabajos más ‘convencionales’. También explicó que es consciente de que la cifra que cobró en diciembre ‘es muy alta’… y que eso no hay que ocultarlo.


Entonces llegaron los datos concretos; el dinerito contante y sonante: facturó 15.062 dólares, unos 13.630 euros a lo largo de los 31 días más festivos del año. Evidentemente, estos no fueron los beneficios netos, ya que tuvo gastos en la realización de los vídeos, además del porcentaje que se queda la plataforma de vídeo.

Cree que es una cifra razonable teniendo en cuenta la gran cantidad de contenido que ha generado y las marcas que había detrás, las cuales también han salido beneficiadas… por lo que, evidentemente, estaríamos hablando de una situación justa.

Gonu ha aprovechado también el vídeo en cuestión para hablar de otros temas y, sobre todo, contestar algunas dudas concretas respecto a su profesión como youtuber. Alguien le preguntó qué palabra utilizaba en los documentos oficiales para definir su profesión.

Ella siempre ha sido una detractora del término ‘influencer’ y, por lo tanto, no se define bajo esa etiqueta: prefiere utilizar la de ‘creadora de contenidos’ o, simplemente, se arropa bajo el (genérico) paraguas de ‘Youtube’; ambas opciones son igualmente válidas.





¿Cree que su vida como youtuber tiene los días contados? Lo tiene bastante claro: “YouTube va a más, Instagram va a más, facturan más y está evolucionando la publicidad”. Como siempre, afirma que no tendría problemas en buscarse la vida en otro sector profesional en caso de que no le quedase remedio.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este dato? ¿Os sorprende esta cifra? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.