Ana Morgade es una de las presentadoras más talentosas y divertidas de nuestro país. La conocimos gracias a su paso por Buenafuente y, desde entonces, no ha parado de crecer en la televisión de nuestro país, convirtiéndose, este año, en la presentadora de ‘Yu, no te pierdas nada’, uno de los programas de radio más escuchados de nuestro país.

Aunque lo más probable es que, la mayoría de los que estáis leyendo este artículo, la conozcáis por todos los años que estuvo cada tarde en nuestra tele como colaboradora de ‘Zapeando’.



Y a ella, como a la mayoría de celebridades que consiguen llegar a tanta gente, le lleven las críticas cada vez que hace una publicación en sus redes sociales (si conocéis un poco este mundo de Internet, sabréis que, lastimosamente, este es el día a día).

La presentadora subió una publicación en su Instagram en la que explicaba que se había cortado el flequillo ella sola, bromeando con que no había tenido demasiado éxito en su empresa: «Hoy, en tutoriales que salen mal: Quién se ha cortado el flequillo solita y ahora solo ve por un ojo?».

La bola de críticas llegó a tal punto, que tuvo que responder ella misma a toda la polémica y, como ya es habitual en ella, lo hizo de forma absolutamente magistral.

El corte de pelo, como puede verse en la imagen que os dejamos a continuación, es algo más recto de lo habitual. La mayoría de los comentarios eran de lo más positivos, y se destacaba lo bien que le quedaba a la comediante el nuevo corte de pelo.




Pero hubo quien se lo tomó con menos ‘buen rollo’:

«Estás mejor sin esas ridículas gafas», escribió un usuario en la caja de comentarios. Morgade, como no podía ser de otra forma, contestó con ese humor que tanto la caracteriza: «Siempre soy partidaria de lo ridículo, me queda mucho mejor que lo serio».




Pero el comentario más agrio llegó con un comentario que la acusaba de tener ‘bogote’ (un claro error a la hora de escribir ‘bigote’); Morgade tampoco dudó en contestar: «No sé qué es eso. Bigote sí tengo, y encantada. Es mi homenaje a mi amada Frida», respondía sin que le temblase el pulso.

Creo que, después de una respuesta así, lo más probable es que a esta persona se le hayan quitado las ganas de meterse con el aspecto de los demás (aunque, en Internet, nunca se sabe).

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta polémica? ¿Qué pensáis de este tipo de comentarios? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.



Fuente: Marca.