Hoy queremos hablar de la realidad que se está viviendo en Wuhan, la ciudad china con más de 11 millones de personas que está siendo el epicentro del Coronavirus. Este virus ha provocado que la OMS (Organización Mundial de la Salud), active la emergencia internacional, por lo que no se trata de ‘una simple gripe’.  Veremos cómo es la fuerte seguridad que hay en los hospitales a la hora de tratar a los pacientes. Lo importante para los trabajadores es la protección para que no entren partículas no deseadas. Estar en cuarentena supone estar aislado y es necesario un protocolo especialmente preparado para que no se propague el virus. Se necesita de todo esto para poder garantizar la salud de los pacientes.

A continuación, os enseñamos todo lo que se necesita para llevar a cabo el protocolo sanitario.

Mascarilla antibacteriana

Este tipo de mascarillas se necesita para no transmitir y que no pase el virus a nuestra boca. No es un método infalible, pero sí eficaz.

Dulces sueños

Tantos pacientes y tantas horas de trabajo, hacen que cualquier lugar sea bueno para dormir. No paran de trabajar a destajo y, a pesar de la emergencia, necesitan reponer fuerzas.

Gafas antitodo

Toda protección es bienvenida siempre y cuando proteja. Evitan las enfermeras usando las partículas fuera de los ojos, la nariz y la boca.

El virus es altamente contagioso y, cuantas menos partes del cuerpo expongamos a él, mejor.





Nombre y apellido

Al estar tan tapados y protegidos, no se diferencian entre sí. Las letras que vemos en las imágenes son los nombres de los enfermeros para que puedan identificarse entre sí.

Puede que resulte un método algo ‘arcaico’, pero lo cierto es que es tremendamente práctico.

Un sacrificio por el hermetismo

Se cortan el pelo y también llegan a afeitarse los lados de la cabeza para que sus gorras médicas se ajusten perfectamente y no pase ni un resquicio del virus.

Puede ser un momento doloroso, pero es un sacrificio que estos médicos entregados están dispuestos a hacer para salvar la vida a los pobres enfermos que, desde hace semanas, están luchando.

Aquí podemos ver las coletas de muchas de las médicos que luchan de forma incansable ya no solo por curar a los pacientes, sino también por encontrar una vacuna que pueda prevenir futuros contagios.

Son imágenes desoladoras, pero que demuestras hasta dónde está dispuesto a llegar el ser humano para ayudar a los suyos. Estas personas, muy probablemente, serán recordadas como héroes..

¿Sabíais qué tipo de seguridad sanitaria se necesita para curar este maldito virus? Toda seguridad es buena para que no se propague.



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO