Esta vida está llena de placeres difícilmente descriptibles. Cuando los astros se alinean, la naturaleza, el azar nos regala composiciones que, perfectamente, podrían llevarnos hasta el orgasmo visual… y, precisamente de eso, va nuestra publicación de hoy.

Aquí os dejamos unas cuantas imágenes que, gracias a su composición, simetría y armonía, resultan tremendamente satisfactorias (o eso esperamos, porque la verdad es que ya las hemos hecho todas):



La soldadura perfecta

No sabemos el motivo de esta soldadura, pero lo cierto es que, visualmente, es de lo más atractiva.

Un dependiente con mucho tiempo libre

Es la única explicación que le encuentro a hacer esto… ahora: hay que reconocer que queda muy, pero que muy bien.

Las líneas del agua

Nunca encontrarás unas gotas tan bien coordinadas.




Cuando la arquitectura predice el futuro

Sincronización temporal perfecta. Cómete esta, Christopher Nolan.




Una factura que no me importaría pagar

Esta es la prueba de que las máquinas se nos están revelando… aunque hay que decir que el acabado es de lo más hipnótico.

Torre de almejas

El colofón perfecto a una buena comilona delante de la playa.

Por mucha sed que tengas…



Lo cierto es que no apetece nada bebérselo… ¡mira qué bonito!

Un jardinero bastante travieso

Hay que tener una visión espacial muy buena para hacer esto sin liarla muchísimo.

Unas bambas que solo buscan la paz

Están perfectamente integradas con el entorno.

La nieve se amolda a todo




Parece que se le esté cayendo una capa de pintura… pero, en realidad, es nuestra amiga blanca y helada.

El aparcacoches todopoderoso

No ha fallado ni por un milímetro.

El mismo de las bambas de antes

Esta persona es una auténtica maestra de la ‘ocultación pedil’ (no creo ni que exista esta palabra).




La crema perfecta

Si es que esta crema tiene que hidratar más que cualquiera…

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Cuál es la que os ha resultado más placentera? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.




Fuente: La Guía del Varón.