La isla de las tentaciones está a punto de volar por los aires. La semana pasada, como bien todos recordaréis, vivimos un momento que ya es historia de la televisión: Christofer corriendo por la playa y gritando ‘Estefaníaaaaa’ es algo que nos será difícil de olvidar. Desde entonces, la tensión no ha parado de aumentar en esa paradisíaca y recóndita isla.

Por un lado, ellas están dejándose querer; querían guardar fidelidad a sus parejas, pero los pétreos abdominales y los contundentes bíceps de los pretendientes no se los están poniendo nada fácil. Ellos, por su parte, y a pesar de que se están dejando llevar también, un poco, por la tentación, se pasan la mayor parte del tiempo ‘llorando por su amada’.

Y es que el programa ya nos ha dejado claro que Fani no será la única concursante en traicionar la fidelidad de su pareja. ¿Os acordáis de esa dulce pareja formada por Ismael y Andrea? Pues la cosa se ha ido a tomar vientos por culpa de ella.

Óscar ha sido el soltero culpable de llevar por ‘el mal camino’ a la joven, quien llevaba más de año y medio de relación con el hombre al que conoció en First Dates (y con el que ha tenido una Last Date).

Hace unos días ya vimos como Óscar le ‘robaba’ un beso a Andrea durante una de sus tórridas citas. Pero es que la cosa ha ido a más y, esta noche, muy probablemente, veremos en qué acaba todo este asunto.

Como nos ha adelantado el programa, la cosa entre estos dos tortolitos llegará a un punto en el que solo las sábanas sabrán lo que ha pasado (bueno, teniendo en cuenta que hay cámaras, lo más probable es que lo sepa toda España).

Ella no ha ocultado en ningún momento su interés por el malagueño: «Es evidente que hay atracción entre nosotros, pero es poco tiempo para sentir algo más. Nunca había estado con mi pareja y que me gustara otra persona».



Como pudimos ver el otro día, ella tampoco pudo aguantarse y, en un momento de tonteo en el sofá, se lanzó de lleno a catar los labios de Oscar, en un beso digno de una buena película de Hollywood: «La situación era perfecta y tenía muchísimas ganas de hacerlo. Lo repetiría mil veces más».

El baño en la piscina no hizo más que aumentar las ganas que se tenían estos dos: «Yo estaba como en una película romántica y poco a poco nos dejamos llevar… El ambiente estaba muy caliente».

Ella, por lo que podéis ver, no se arrepiente de nada… y, de hecho, está ansiosa de que la cosa vaya a más: «Siempre he dicho que me iba a controlar y me iba a esperar a salir, pero con Óscar no he podido. Lo que he probado me ha encantado y quiero nuestra primera noche de sexo».

En las imágenes emitidas en ‘Viva la vida’ el pasado domingo, podíamos ver cómo Andrea afirmaba que ‘ya no podía controlarse’ y que no sabía ‘cuánto aguantaría así antes de ceder por completo’.

Por lo que hemos podido ver de momento, las palabras de Ismael al ver a su pareja besarse con otro no dejan mucho espacio a la imaginación: «Siento cierto asco ahora mismo».

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta nueva trama romántica? ¿Ganas de ver qué pasa esta noche? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Mundo.