Los niños son todo un caso: hacen trastadas, ríen, lloran pero todos aquellos que son padres saben que el amor de un hijo es para toda la vida y pese a que nos hagan mil y unas los querremos igual o más, porque nos dan vida.

Aquí te mostramos el caso de unos niños algo rebeldes que hace un poco imposible la convivencia con sus padres, pero por lo que hemos podido ver, los padres no se lo toman nada mal.

1Usar el plato para todo

A este niño vemos que no le gusta nada utilizar ni el vaso ni la cuchara. Todo en el plato.

2Padre ejemplar

«Si si hija, yo te miro» eso dijo este padre a su hija, pero al darse la vuelta…

3De mayor, obrero

Creemos que ya sabemos a qué se quiere dedicar este bebé de mayor; le gusta el cemento y estar entre él.

4El cielo ganado

Las madres tienen el cielo ganado por querer tanto a sus hijos hasta cuando están más insoportables, aunque a medida que pasa el tiempo, va cambiando la cosa.

5«Creo que se me ha caído un poco de chocolate»

Creemos que estos padres tendrán o que lavar esta alfombra o comprar otra nueva… Y creemos que ya están yendo a por otra.

6¿Pastel o vela?

No sabemos si está más bueno el pastel o la vela, aunque la vela tiene buena pinta.

7Nuestra primera afición

Cuando somos pequeños nos encanta pintar y rallar cosas. Este es el caso de un bebé algo travieso con ganas de fastidiar a sus padres.

8«Papá, me he sacado el carnet de conducir»

Vemos que este bebé se ha adelantado y no ha podido esperar a sus dieciocho para coger el coche.



9El bebé tiene hambre

Como ha sido tan impaciente, este bebé ha decidido empezar con un entrante llamado «persianas», una nueva nutrición en el mercado.

10¿Comida? ¡Prefiero barro!

Este es la cara de la niña al reñirle su madre para que deje de comer barro. Como vemos, no está muy de acuerdo.

11Cama no, suelo sí

No podía esperar a la cama y decidió quedarse en la alfombra, que no se estaba tan mal.

Como hemos podido ver los niños igual que son adorables también tienen su punto más rebelde. Pero, ¿cómo no los vamos a querer?

¿Qué te ha parecido?, ¿Tus hijos también son así de trastos? Déjanos tu opinión en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.