El transporte público, por lo general, está plagado de una fauna de lo más peculiar. Ya no nos referimos a las típicas personas que no se ponen desodorante o aquellas que ponen la música a todo volumen. Hoy queremos ir un paso más allá y enseñaros algunas de las situaciones más surrealistas vistas en un transporte público.

1El egoísmo personificado

Y lo peor de todo es que este es el ejemplo más suave de todos los que veremos hoy.

2Pegarse una buena merienda

¿Lo de limpiar? Pues que se lo coma el siguiente que se vaya a sentar ahí.

3¿Sillas para personas especiales?

Creo que ya sé dónde podemos dejar las maletas…

4Con lo complicado que es encontrar un vagón con cargador USB…

Y va un imbécil y hace esto… es como para encontrarlo y devolverle el chicle y que se lo tenga que tragar.

5Esto ya es demasiado surrealista



¿Quién Diablos se pone a pelar gambas mientras va en tren? ¿De verdad es el mejor momento para hacer algo así? La humanidad no deja de sorprendernos.

6Nunca es mal momento para depilarse

Si llegas muy justa el trabajo, no te preocupes: el metro es un buen lugar para hacerlo.

7¿Qué clase de salvajes se han subido a este vagón?

Viendo este tipo de cosas, lo mejor que le puede pasar a nuestra especie es extinguirse.

8¿Qué le diríais a esta persona?

Se me ocurren muchas cosas… y ninguna bueno, hay que ser muy cerdo para cuidar tan poco el espacio que es de todos.

9Lo de fumar está muy, pero que muy mal

Pero alguien tiene que avisarle de que le han robado el flequillo.

10El problema no es que al niño se le hayan caído las galletas;

El problema es que a las madres les da todo absolutamente igual.

11Ese es el lugar para dejar las sillas de ruedas

Alguien decidió que era mejor aparcar su patinete… así nos va.

12Un momento perfecto para hacerlo

De verdad es que hay que tener mucho estómago para hacer eso en ese preciso momento.



A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna vez habéis visto algo así de chocante en el transporte público? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.