Para que una relación funcione debemos estar atentos a los detalles. Hay momentos en la vida de las parejas que son más importantes que otros… pero, sin ningún tipo de dudas, el día de la boda es, como mínimo, para tenerlo en cuenta. Así pues, algunos fotógrafos de bodas (los más observadores en esos momentos), han dado algunos tips para saber a qué señales atenerse a la hora de ver si algo va mal en una pareja… y lo cierto es que asusta:

1La falta de interés a la hora de hacer la foto

Uno de las principales señales de que algo puede ir mal en este punto, es que uno de los dos no muestre ningún tipo de interés en hacerse fotos. Cuando alguien no quiere estar con la otra persona, lo habitual es que no quiera inmortalizar momentos con ella. Es una forma de ‘restarles importancia’ y de evitar tener ‘recuerdos no deseados’. La vida, en ocasiones, es cruel.

2Más de un 20% de falta de asistencia

Por lo general, la inasistencia a una boda ronda el 10-15% de los invitados… pero es que, si esta cifra supera el 20-25%, puede que la cosa no acabe bien. Es un mal indicador por un simple motivo: muchos de los amigos y familiares sienten que la cosa no va a funcionar y no quieren gastar ni tiempo ni dinero. Las expectativas son muy bajas y, si el río suena, es porque agua trae.

3La química forzada

Muchos fotógrafos de boda destacan que, en ocasiones, a la hora de posar para las fotografías, uno de los miembros de la pareja se fuerza para compensar la falta de entusiasmo del otro… y esto solo puede verse como una mala señal. En una relación, cuando se pierde la ilusión, no hay nada que hacer. Si solo están centrados en sacarse ‘fotos bonitas’ para las redes sociales, pero no hay nada de complicidad… es que la cosa pinta muy regular.

4Discusiones internas entre los invitados




Los invitados a la boda, por lo general, son, aparte de los amigos de los novios, los familiares de estos. ¿La dama de honor y uno de los padrinos se acostaron? ¿Los suegros no paran de discutir entre sí? ¿Los grupos de amigos de los novios no se soportan? Lo más probable es que esto afecte a la dinámica del evento y, de hecho, muchas bodas se han cancelado por estos motivos.

5Problemas a la hora de ponerse de acuerdo con el dinero




Este es uno de los principales puntos de desencuentro entre las parejas… y la organización de la boda puede ser un buen inicio para que todo empiece a morir. El presupuesto para el evento suele ser el origen de muchas discusiones y, si no hay un ‘acuerdo real amistoso’, la cosa ya empezaría con muy mal pie… y, por lo general, eso condena a la relación para siempre.

6La lluvia de comentarios sarcásticos

A la hora de posar para las fotos se pueden ver y oír muchas cosas… y esos comentarios son claves para saber si hay algo que no está yendo ‘como debería’. Según cuenta el fotógrafo Rob Greer:

«Algunas parejas dicen que solo están bromeando, pero suele haber algo de verdad tras cada pulla o broma. El peor caso que he visto fue una novia diciéndole a mi equipo: ‘No le voy a besar más’. Algo muy sutil, pero muy intenso y meditado. El novio no dijo nada y yo pensé: ‘Vaya, ya ha llegado el principio del fin», contaba al Huffington Post.

7Solo se atraen por el físico




La clave es ver si la pareja está cariñosa entre sí por algo más allá del físico. El fervor sexual es importante, pero debe haber algo más allá . El lenguaje corporal es fundamental para entender este tipo de posibles conflictos.

«Al acabar la boda, me invitaron a fotografiarlos en privado para tener un reportaje de fotos sensuales. Por la forma en que me lo pidieron, no estaba segura de si querían que los fotografiara o que me uniera a ellos. Fue una sensación incómoda y rechacé amablemente la invitación, terminé la jornada y me fui a casa. Un año después de la boda, se separaron», explicaba Sol Tamargo, cofundadora de Del Sol Photography, al Huffington Post.

8Los novios pasan poco tiempo juntos durante el evento

Después de que pasa la ceremonia y el banquete, llega el momento de divertirse y pasárselo en grande. Toca beber y bailar como si no hubiera un mañana… y aquí es importante ver cómo interactúan entre sí los novios. Si la conexión entre ellos no es potente y real, aprovecharán este momento para estar distantes y disfrutar con otros… si fuese un momento especial de verdad, lo aprovecharían juntos.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos tips? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.




Fuente: El Huffpost.