En el metro nos podemos encontrar gente muy rara y además, como hemos podido ver en estas fotos, también algo maleducada. Ir en transporte público cada vez es más difícil por la convivencia de otras personas que piensan que el metro es su segunda casa y dejan de pensar un poco en los demás. Aquí te mostramos unas ilustraciones de gente que han dejado de lado a la coherencia para ser ellos en estado puro.

1Como en casa, en ningún sitio

Después de un día duro trabajando no hay nada como llegar al metro y echarse una «cabezadita».




2Apurada

Esta mujer creemos que tiene una cita y no le ha dado tiempo ponerse guapa del todo.




3Concentración máxima

Debe ser muy interesante lo que ve este chico en su pantalla para no darse cuenta de que esta haciendo un comedero de aves.

4Mejor ahora que nunca

«No me voy a esperar a casa, quiero probar la tienda ya».

5En el metro mando yo

«¿Qué no se puede fumar en el metro? Yo si puedo, soy la dueña de todos los ferrocarriles».

6Triste pero cómodo

Como no tiene nadie en quien apoyarse, se apoya en el asiento.

7Famosa pero tímida

8

Aquí os mostramos una chica muy vergonzosa, concretamente, Barbie, una artista tan reconocida no se deja ver y menos por el metro.




9Saltarse preescolar

10

Por lo que podemos ver, este hombre se saltó las clases de preescolar y aún no sabe diferenciar entre un asiento y dos.

11Muy subliminal

12

No se qué llama más la atención, o el hombre que se encuentra tan cansado como para no ceder el sitio a las dos chicas, o la chica de su lado que lleva un top igual al color de la piel  y parece que no lleva nada.

13Siempre hay sitio para mí

Los viajes son muy cansados y si no hay sitio, cualquier lugar es bueno ¿no?

14Una pareja ejemplar

Vemos una pareja mostrándonos su amor y cariño en el metro, porque ¿Para qué hacerlo en casa pudiéndolo hacer en un sitio público?

15No hay más sitio

«Lo siento chicos, estoy demasiado cómoda para dejaros el sitio».

Como has podido comprobar, y ahora sí que sí con pruebas, hay gente muy diferente y con pensamientos poco racionales en este mundo. Creemos que un bebé de dos años tiene más pensamientos lógicos que este tipo de personas que puede que algún día nos encontremos en el metro.

¿Qué te han parecido estas fotos?, ¿Qué te transmiten? Déjanos tu opinión en los comentarios. 





Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El metro.