Internet está lleno de historias absolutamente maravillosas. Ya sabéis que aquí, cuando damos con una que consideramos interesante, os la traemos inmediatamente… y eso es lo que ha ocurrido hoy.

Si sois habituales por estos lares, también estaréis acostumbrados a nuestra predilección por las historias que, además, implican a un cartel de por medio. Ya sea pegado en el espejo de un ascensor o a la entrada de un portal, por lo general, cuando alguien escribe algo en una hoja para ‘avisar de algo’ al resto, la cosa se torna de lo más divertida.

horror work GIF

Hoy, se ha obrado el milagro: se han mezclado todos estos ingredientes y tenemos, calentita para vosotros, una merienda de lo más entretenida y, sobre todo, divertida.

Todo empezaba cuando el usuario de Twitter @NachCroft publicaba un tuit en el que explicaba una cosa que le había pasado esa mañana: “Tengo un vecino que toca el piano y siempre que lo hace, quito todo y me pongo a escucharlo, y la otra tarde volvió a tocar, hacia tiempo que no tocaba y me inspiré y le puse esto en el ascensor”, escribía.

La publicación, en muy pocas horas, ya lo había petado totalmente y, a día de hoy, acumula más de 1.400 retweets y más de 10.700 ‘me gusta’… una auténtica barbaridad.

Y es que todo esto se puede entender después de leer la nota, cuando comprobamos que, efectivamente, no tiene desperdicio: «Atención», nos advierte desde el principio. “Para la persona que toca el piano: nunca dejes de hacerlo”, empieza diciéndonos el cartel. “Tocas de maravilla, suena genial y me encanta escucharte. Me alegras el día cuando lo haces”, continúa.

Pero la cosa no acaba aquí y, al final, apela al resto de los vecinos para que no quiten el cartel: “Por favor, no quitéis el cartel, que lo quite la persona cuando lo vea. El cartel no molesta y no cuesta nada alegrarle el día a alguien”.



Lo cierto es que resulta bastante esperanzador encontrarse a personas con tantas ganas de vivir y dejar vivir… sobra mucha amargura en este planeta.

Aparte de todo esto, no podemos olvidarnos de las respuestas que han dejado otros tuiteros a la publicación… y es que tampoco tienen desperdicio:

A vosotros, ¿qué os ha parecido el mensaje de este cartel? ¿Estáis de acuerdo con lo que dice? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Huffington Post.