El mundo de los records Guinness es de lo más extraño. Si abrimos uno de esos libros, lo más probable es que encontremos cosas que nos horroricen: gente comiendo bombillas o cortando bistecs con las nalgas; puede haber de todo y para todos los gustos. Pero lo que resulta innegable es que hay records que no tienen ni pies ni cabeza. Hoy, os enseñamos los que, para nosotros, no tienen ningún sentido en absoluto:

1Giros colgado de un taladro eléctrico

Así, como suena. Este record lo tiene The Huy Giang desde 2008 y este girador profesional consiguió dar 148 vueltas en un minutos colgando de un taladro. Según él mismo confesó, el principal problema es la resistencia en el tronco superior, mucho más que otras cosas como el equilibrio.

2Mayor número de caracoles en la cara

Puede que suena un poco estúpido… y, de hecho, lo es. El récord lo tiene Fin Kehler, quien lo consiguió en 2009 cuando tan solo era un niño. Unos amigos del cole lo retaron, una cosa llevó a la otra… y bueno, ahí lo tenéis.

3Sandías cortadas en el estómago

Bipin Larki fue el encargado de romper por la mitad 48 sandía en un solo minuto… ¡valiéndose tan solo de su barriga y una espada!

4Mayor cantidad de velas apagadas con pedos

Gerard Jessie, natural de filipinas, consiguió apagar cinco velas seguidas valiéndose de sus gases intestinales y un tubo de PVC.

5Tirar de un avión




Kevin Fast tiene una cantidad innumerable de retos, entre ellos el de tirar de un avión Boeing CC-177 Globemaster III de 188,830 kilos, a lo largo de 8.5 metros, en 2009. De momento, nadie lo ha superado.

6Asientos de retretes rotos con la cabeza

Kevin Shelley consiguió reventar 46 asientos de inodoro utilizando tan solo su cabeza. Luego, con casi total seguridad, se tomó un Ibuprofeno.

7La mayor cantidad de peso perdida

A finales de los años 70, Jon Brower Minnoch pesaba 635 kilos. Sufrió una insuficiencia cardiaca y 12 bomberos tuvieron que sacarlo de su casa para poder internarlo en el hospital. ¿Qué descubrieron los médicos? Que 408 de los kilos que le sobraban eran de pura retención de líquidos.




Dos años de internamiento en un hospital y una dieta de 1.200 calorías le permitieron perder la friolera de 417 kilos.

8El mayor número de demandas presentadas

Jonathan Lee Richards No se cansa de demandar a las compañías y, a día de hoy, ya lo ha hecho con más de 4,000 compañías e individuos diferentes. De hecho, cuando Guiness reconoció su record, intentó demandarlos también. Todo un troll.

9Quitarse camisetas mientras golpeaba un balón con la cabeza

Abraham Muñoz consiguió repetir este proceso hasta en 22 ocasiones para, así, hacerse con este particular reto.

10Mayor cantidad de metal comido




Lo de este hombre es una auténtica locura. Michel Lotito se comió, a lo largo de su vida, más de 19 toneladas de metal, incluido un avión Cessna 150 al completo. Al parecer, sus intestinos eran más gruesos de lo normal y sus jugos gástricos más corrosivos, por lo que deshacía el metal… ¿será esto real?

11La patada en los cataplines más fuerte

Ocurrió en una pelea en el Sport Science. El exluchador Justice Smith Jr. propinó una patada en la entrepierna al campeón Kirby Roy. Se calcula que esta patada consiguió una velocidad de 36 kilómetros/hora y una fuerza de 500 kilos… Kirby cayó al suelo mientras veía las estrellas.

12Mayor cantidad de huesos rotos




Lo tiene el mítico Evil Kenievel, quien sufrió, a lo largo de su vida, más de 433 fracturas… y eso sin tener en cuenta la gran cantidad de conmociones cerebrales que también sufrió.




A vosotros, ¿qué os han parecido estos records? ¿Cuál os resulta más ‘loco’? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La Guía del Varón.