Roddy Alves es una de esas personalidades de Internet que nos acompañan desde hace tiempo. En su momento, se hizo famoso por su adicción a las cirugías estéticas, llegando a ser conocido como ‘el Ken humano’ (ya os habíamos hablado de él en algún artículo anterior).

Habíamos comentado la millonada que se había gastado en todos sus ‘retoques’ y como estos habían afectado a su vida diaria, tanto en lo personal como en lo profesional… pero es que hoy su vida ha dado un nuevo giro de 180 grados: Roddy ha confesado que ahora es una mujer transgénero.

Alves ha explicado que lleva toda su vida buscando su verdadera identidad y que, en ese proceso, se ha dejado más de 500.000 dólares en cirugías estéticas. Ahora, después de mucho tiempo, ya sabe que su verdadera identidad es la de una mujer y, de hecho, ya ha asumido su cambio de sexo.

Más de 500.000 dólares en cirugías estéticas

“Realicé esas cirugías plásticas porque realmente quería ser mujer… Tengo disforia de identidad de género. Lo he estado tratando”, explicaba para, más tarde, confesar que se arrepentía de las intervenciones plásticas realizadas para ser más masculino, como cuando se operó para tener brazos más marcados y musculados o unos abdominales marcados, entre muchas otras.

La celebridad apareció en el británico programa This Morning para explicar su situación. Ahí, confeso que lleva meses viviendo en secreto como mujer y que, hasta el momento, la mayoría de sus acciones han estado equivocadas:

“Debería haber visto a un psicólogo, pero en lugar de eso me automediqué con hormonas y luego estaba en una fiesta tomando bebidas y lo siguiente que recuerdo es que estaba en el hospital”, reconocía.




“Comencé a automedicarme, lo cual está muy mal”, confesaba ante los espectadores. También aprovechó toda esa situación para, desde su humilde opinión, dar consejo a las personas que se encontrasen en una situación similar:

“Entonces, cualquier persona en su hogar que haya sufrido un trastorno disfórico de género que no se automedique, que vaya primero a ver a un médico”. Roddy también confesó que, en la actualidad y a pesar de residir en Inglaterra, es muy difícil realizar la transición de género ahí.

“Comencé a automedicarme, lo cual está muy mal”

Pero, según confesaba en el programa, su nuevo cambio solo acaba de empezar: “No tengo la menor duda de ser mujer. Todavía tengo más cirugías plásticas que hacer, me agrandarán los senos, la cirugía de voz, así que tengo una voz más femenina y en un año tendré mi cirugía de reasignación de género”.




A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La Vanguardia.