Ya sabéis que, en esta página, nos encanta el tema de la nostalgia… y lo cierto es que, pasadas las Navidades, estamos de lo más sensibles, por lo que tiraremos de memoria para evocar este doloroso y reconfortante tema. Aquellos que crecimos en los 90 y principios de este nuevo milenio, experimentamos la abrupta entrada de Internet a nuestras vidas… y lo cierto es que, una cosa así, marca para siempre. ¿Qué tiene que ver eso con lo que os traemos a continuación? Pues nada y todo; un poco por aquí y casi nada por allá. Sin más preámbulos, aquí os dejamos algunos objetos y costumbres que, a pesar de haber pasado ya a mejor vida, seguimos echando (mucho) de menos.

1Grabar los CD

Hubo una época en la que estaba de moda pasarse las tardes grabando películas y canciones en los CDs que teníamos por casa. Creábamos nuestros propios álbumes de discos y los compartíamos con todos nuestros familiares.

2Mirar la cartelera en el diario

Si queríamos saber el horario de nuestro cine más cercano, no podíamos tirar de Internet… básicamente porque no había. Abrir esa página del diario y cuadrar los horarios era pura magia.

3Alquilar una película

Eso de bajar al videoclub se acabó hace ya muchos años… y lo cierto es que lo echamos bastante de menos. Ahora, a pesar de que Netflix es la hostia, se ha perdido esa calidez de ir a un sitio en el que se respiraba cine.

4Descargarse una peli del Ares

Hace una década, todos éramos un poco hackers en nuestras casas… y eso era algo en los que Ares jugaba un papel fundamental. Ahora, eso es pasado (y, por suerte, no hemos acabado en la cárcel ni detenidos por el FBI).

5Llamar por el teléfono fijo





Ese aparato ya no lo necesitamos para nada…. y es que, ahora, en nuestro teléfono móvil tenemos todo lo que necesitamos… descansa en paz, viejo amigo.

6Mandar SMS

Whatsapp se comió todo este mundo… ¿os acordáis que teníamos que apretar tres veces el 2 para marcar la ‘C’?

7Abrir el empaquetado de un CD

Y es que esto tiene que ver con que los CDs, en su mayoría de formas, han pasado a la historia… sobre todo aquellos que venían en este tipo de cajas de plástico. El futuro, para ellos, es de lo más incierto.

8Escuchar música en las tiendas

Antes, esta era la única forma que teníamos que probar la música antes de comprarla… hoy, solo tenemos que entrar en Youtube y Spotify.





9Nuestro amado Walkman

Abrir este aparatito y meter nuestro cassette de música favorito era algo mágico que, por desgracia, se ha perdido para siempre. Hay cosas que, por mucho tiempo que pase, duele dejar atrás.

10Los regalos en los cereales

Por algún motivo que se nos escapa, las empresas dejaron de meter regalitos en las cajas de cereales (esperamos que no sea porque se ahogaban los niños). Aquello sí que era tener una infancia feliz.

11Charlas con nuestros amigos por MSN

El Whatsapp y el Facebook Messenger acabaron con esta maravilla que, a los que crecimos a principios de este milenio, nos marcó la infancia por completo.

12Las chucherías muy jodidas

Ahora son más ‘normalitas’, pero lo cierto es que, hace unos años, las chuches tenían formas, colores y sabores de lo más jodidos.



A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Cuál es la que más nostalgia os ha producido? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Ok Chicas.