Todos, en algún momento de nuestra vida, nos enfermamos de una forma u otra. Esto es algo que no es deseable en absoluto… pero también es inevitable. Lo único que nos queda esperar es que nunca tengamos nada demasiado grave, pero es lo que hay. Así pues, hay enfermedades comunes que afectan de forma diferente a los hombres y a las mujeres… y ahora veremos algunas de ellas:

1La caída del pelo




No es un secreto que los hombres tienen muchas más posibilidades de perder el pelo… y normalmente por el mismo esquema: primero se ensancha la frente y, poco a poco, se va aclarando la coronilla. Si la cosa avanza, acabaremos teniendo una gran calva. Esto es culpa de la testosterona que, más concretamente, se convierte en hidrotestosterona, cosa que adelgaza y debilita el cabello. La mayoría de las mujeres, por su parte, no tienen este problema.

2El tema del acné




Las mujeres tienen mayores problemas con el acné durante los periodos y, más tarde, durante la menopausia. Pero es que claro, durante la pubertad, el acné, por lo general, se alarga más en el tiempo en el caso de los hombres.

3Esclerosis múltiple

Esta es una enfermedad de 2 a 3 veces más habitual en las mujeres que en los hombres. La cosa es que, en los hombres, suele afectar de forma más grave. Si nos vamos a la variante progresiva de esta enfermedad, nos encontramos con que esta sí es más habitual en los hombres.

4Osteoporosis

En este caso, las mujeres tienen cuatro veces más posibilidades de contraer esta enfermedad. La mayor prevalencia de esta enfermedad se encuentra en mujeres mayores de cincuenta años. La explicación es que, por lo general, las mujeres tienen los huesos más finos y ligeros.

5Derrame cerebral




Esta es una enfermedad que ataca de forma más habitual a las mujeres. La cantidad de mujeres que mueren al año por un ACV es bastante mayor y, de hecho, ellas pueden sentir síntomas extra de esta enfermedad: dificultad para respirar, alucinaciones, desmayos, vómitos, agitación, convulsiones e hipo.

6Infarto

Por lo general, los hombres tienen más riesgo de sufrir un infarto… pero las mujeres tienen menos síntomas a la hora de sufrirlo. De hecho, el síntoma más relevante es el de la ‘sensación de un elefante sobre el pecho’… y ellas pueden no sentirlo. Esto provoca que, en muchas ocasiones, sea más difícil pillarlos a tiempo y que, por lo tanto, corran más riesgo de morir por uno.

7Depresión y ansiedad

Estas enfermedades son más comunes en las mujeres… y esto se debe a que, lamentablemente, ellas sufren cosas que la mayoría de los hombres no sufren: abusos por motivos de género, desventajas socioeconómicas, desigualdad de ingresos y un estatus social subordinado.

Ellas también pueden sufrir depresiones durante el embarazo, el período posparto, la perimenopausia y el ciclo menstrual que los hombres, como puede parecer evidente, no sufren.

8Infecciones en el tracto urinario





La uretra de las mujeres es más corta que la de los hombres y, por lo tanto, las bacterias tendrás que recorrer una distancia mucho más breve. En el caso de los hombres, por otro lado, puede ser peor, ya que se relaciona más con la obstrucción del flujo de orina y no tanto con el tema bacteriano.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos datos? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Genial.