Can Yaman ha sido uno de los mayores fenómenos de este último año y, precisamente por eso, todo estábamos expectantes de cómo sería su nuevo aspecto tras raparse la cabeza para hacer el servicio militar de su país.

Su larga y sedosa melena era uno de sus mayores atractivos… y lo cierto es que hasta él mismo tenía algo de respeto al respecto: «La última vez que rasuré mi cabello fue en la escuela secundaria, tengo curiosidad por cómo será y espero que mis fans no vivan una gran conmoción», confesaba en una entrevista.

Can Yaman ya se ha pasado la máquina ‘anti-melenas’… y es que, desde el pasado seis de enero, el actor turco ya está formando parte del ejército de su país, del que formará parte por un breve (pero presumiblemente intenso), periodo de tiempo.

El pasado mes de noviembre, sin ir más lejos, Can Yaman pasó por nuestro país, y el revuelo que provocó no fue ni medio normal. Más allá de las alabanzas recibidas aquí, en su país, por otra parte, recibió algunas críticas… por lo que, desde entonces, el actor se encontraba algo desaparecido de la vida pública.

Lo cierto es que la ausencia de Yaman no debería ser muy prolongada y, tras su ingreso en el ejército hace un par de días, solo deberá estar 19 más para cumplir ocn sus obligaciones militares.

Esto no es algo nuevo ya que, al parecer, han sido varios los actores del país que han tenido que optar por estas fórmulas a la hora de cumplir ‘la mili’ de este país. Aras Bulut İynemli, por ejemplo, también tuvo que hacer este pequeño paréntesis.

Y es que esto es algo que viene por ley: los hombres turcos nacidos antes del 1 de enero de 1994 tienen que hacer obligatoriamente, según una ley que se aprobó en Turquía hace relativamente poco tiempo.



La cosa es que, pagando unos 2.500 euros, se puede optar por la modalidad de las tres semanas, en las que tan solo se recibe un entrenamiento básico. Hace unos años, al parecer, se podía pagar más y optar por evitar esta obligación.

A todo esto, Yaman no piensa desperdiciar su larga melena y, como bien confesó en su paso por Madrid, ha decidido que, tras ‘el gran corte’, donará todo a personas con cáncer: «Me han ofrecido donarlo para personas con cáncer y es lo que voy a hacer».

Pero es que Yaman, lejos de estar enfadado con este cambio, lo ve como una gran oportunidad: «Será un buen momento para cambiar de estilo, tengo ganas de hacerlo y también de crear un nuevo personaje con ese nuevo look que sea tan bueno como los anteriores», confesaba.

Pero nosotros, más allá de todo esto, nos quedamos con las imágenes que ha publicado Can Yaman ya con su cabeza rapada, y en las que, como podéis comprobar, se parece una barbaridad a Pedro Sánchez:

A vosotros, ¿qué os ha parecido… este parecido? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Mundo Deportivo.