En estas fechas navideñas, por lo general, estamos dando regalos cada dos por tres: Navidad, Reyes, si te toca el Gordo de la Lotería… pero hay un regalo al que tememos por encima del resto: el del amigo invisible de nuestra empresa.

Así es. Este es el momento de mayor tensión de todo el año y, por lo general, el que mayor cantidad de conflictos y miradas incómodas genera en un entorno laboral. Si te toca un compañero que te cae bien y con el que te quieres regalar, puede que no haya problema, pero si no… la cosa se puede poner muy fea. Algo así es lo que le pasó a los protagonistas de nuestras historias de hoy: personas que no tuvieron demasiada suerte al recibir su amigo invisible. A disfrutar.

1No hay dinero para el envoltorio…

Y, precisamente por ese motivo, decidió utilizar cinta americana… una ‘buena idea’ que supuso al ‘afortunado’ tirarse tres horas intentando abrirlo.

2¿Qué más se puede pedir?

Esto es lo que se conoce como un ‘regalo Nicolas Cage completo’ con unas golosinas extra.

3Poca gracia para envolver

Lo cierto es que envolver un regalo con cinta americana es una putada… pero hacerlo con papel y que te quede así de mal… es casi peor.

4Esto es ir a lo práctico

Es verdad que no había mucho presupuesto… pero esto es pasarse un poco (aunque como merienda no está nada mal… y es sano).



5El juguete de su hijo

Por lo general, los amigos invisibles del trabajo son con poco presupuesto… pero de ahí, a regalarle un juguete viejo de tu hijo hay un buen trecho. Demasiado cutre para mis sentidos.

6Las muestras

Pero no las muestras de amor, sino las muestras de perfume que le regalaron. Hay que ser miserables.

7Podía haber sio un CD…

Pero ni eso: es un maldito cassete de ‘Los del Río’…

8El regalo imposible de abrir

A él le gusta poner las cosas difíciles… pero esto es llegar a un nivel que convierte el regalo en una maldita tortura.

9Para que no pases frío en las manos

¿Qué mejor que unos buenos calzoncillos-guante? Si es que quien pasa frío en las manos es porque quiere.

10Como diccionario era un desastre de regalo;

Ahora, como caja fuerte disimulada… lo cierto es que es un acierto (aunque a ella no le haya gustado nada).

11Le había dicho que el regalo ‘lo ayudaría con la limpieza’…

Y no se había equivocado del todo… aunque él se esperaba un Roomba o algo por el estilo.

12Mejor te lo compras tú



Este fue el mensaje que le quiso mandar… y lo cierto es que creo que se entiende perfectamente.

A vosotros, ¿qué es lo peor que os han regalado en un amigo invisible? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Señoras que.