El transporte público de todas las ciudades es un mundo completamente aparte. Lo que te puedes encontrar en el metro a las 4 de la mañana es completamente imprevisible… y eso no siempre es positivo… pero tampoco negativo. Lo cierto es que, este tipo de cosas (como casi todo en la vida), dependen bastante del filtro con el que las miremos. Aquí os dejamos algunas de las cosas más extrañas encontradas en este transporte público.

1James Cameron estaría muy contento

Eso que vas en el metro y te encuentras con media Pandora dentro… ¿no es emocionante?

2Hasta la muerte tiene que descansar

Lo malo es que el sueño le pille de camino a casa… y pase esto.

3La versión punky de Romeo y Julieta

Era complicado llevar a un siguiente nivel este clásico del romance… pero estos dos lo han conseguido.

4¿Dónde quedaba Rivendel?

Esto es lo malo de que las nuevas tecnologías no se adapten bien a la Tierra Media… así se hace muy complicado ser inmortal.

5Cuando te chapan la fábrica




Y te tienes que poner a currar de vendedor ambulante de chocolates.

6Así está la cosa

Cursar medicina te deja sin un duro para comprarte auriculares… esto es así.

7Algo casual para ir al mercado

Lo bonito de aprender a diseñarte un vestido con las cortinas de tu abuela.




8Todo en uno

Si es que los asiáticos lo hacen todo bien: han conseguido juntar un gorro y un estuche en una sola obra de arte… es verdaderamente emocionante.

9Viene del futuro

¿Cuántas cosas podrá ver ese hombre con ese magnífico aparato?

10Lo de beber en el metro no es nada nuevo…

Pero lo de llevarte la copa de cava y todo… sí roza un poco el pasarse unos cuantos pueblos, la verdad.




11La mascota al trabajo

Una cobaya disfraza de bruja… ¿qué más se puede pedir?

12Echarse la siesta

La verdad es que, por muy extraña que resulte esta foto, me encantaría poder preguntarle sus motivos, esto se ha convertido en mi nuevo sueño.




A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿qué es lo peor que os habéis encontrado en el metro? Dejádnoslo en los comentarios. 




Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.