En un lado de la mesa teníamos a Reina, una cuidadora venezolana de 67 años con unas energías impresionantes: «yo soy muy coqueta, me gustan los colores fuertes, me encanta vestirme bien corto y andar bien arreglada siempre, así vaya a comprar el pan».

En el amor había tenido una vida muy intensa: «estuve casada 31 años, desde los 16 y ahora llevo 19 años divorciada». En lo referido a lo que buscaba en la otra persona, pedía lo básico: «una persona cariñosa, que no sea mentirosa».

En el otro lado de la mesa teníamos a José, un jubilado de 65 años que se definía como todo un romántico: «cuando estoy en pareja, soy detallista y me esmero por mi pareja, que no le falte de nada», confesaba. En lo referido al amor, confesaba haber tenido ‘mucha suerte’.

En su pareja, solo buscaba que fuese una mujer ‘sencilla’ y que le gustase ‘reírse con él’… por lo que, en principio, no deberían de haber demasiados inconvenientes entre estos dos… ¿no? Ahora lo veremos.

La cena, al menos en apariencia, empezó bastante bien y lo cierto es que se podía sentir el buen rollo desde el otro lado de la pantalla. Esto no pudo evitar que, cuando salió el tema de las edades, la cosa se ‘complicase’ un poco.

José, por su parte, buscaba a una mujer algo más… joven, por decirlo así: «lo que menos me gusta de Reina es la edad. A mí lo que más me gusta son las mujeres mucho más jóvenes que yo»… en fin.

El siguiente momento de ‘tensión’ llegó después de probar los primeros platos. José, sin venir a cuento, le soltó «después de comer eso, me comes a mí»… Reina, por su parte, solo pudo soltar una risa nerviosa… y es que, como resultaba evidente, el comentario estaba bastante fuera de lugar.



La cena siguió de forma más o menos normal, dejando de lado que él estaba bastante más callado que ella, cosa que Reina no pasó por alto. Todo siguió así hasta que salió el tema de ‘feeling’… y es que José confesó que no sentía demasiado por ella: «feeling no tengo ahora mismo hacia ti, la verdad», le confesó él.

Ya a la hora de decidir si querían una segunda cita o no, la cosa se puso bastante más tensa… pero lo mejor será que lo veáis vosotros mismos.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta cita? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: First Dates.