Muchos pueden pensar que tener un mal día depende de la suerte. De si ese día las nubes deciden salir, de que empiece a llover como si estuvieras en el mismísimo trópico y de que tu jefe decida que hoy es el día para darte todo el trabajo del año. Pero muchas veces es pura casualidad, simplemente, pasa. Una forma optimista ve ver esos días es pensar que todo pudiera ocurrido peor; que las nubes se hubieran puesto negras y hubieran escupido rayos y que tu jefe te hubiera puesto todo el trabajo del año más extras en Navidad.

Pues bien, hoy os mostraremos un repertorio de imágenes que muestran la cruda realidad de un auténtico mal día. ¿Preparados para flipar en colores grises? A continuación:

1Avioneta estrellada

Literalmente esta avioneta se ha estrellado. Se ve que fue a aparcarla y la dejó así para que el viento no la moviera.

2Le quedaba una sola pieza

Esta persona había pasado medio año intentando hacer este puzzle, pero va y el perro se comió la última pieza. Eso debe ser peor que tener un grano en medio de la cara.

3El peor golpe

Esto es lo peor que te puede pasar; te compras esto y se te rompe el tapizado… Seguro que no será barato arreglar eso…

4Falta de perspectiva

A esta persona que puso este espejo, decirle que otro día le quitarán la escalera de la vista para que pueda poner el espejo en la medida correcta.





5Alguien no llegó a tiempo

Esta mujer que sujeta el café estaba bajando a la andana y se encontró con que las puertas ya se cerraban. Claro está, ella llegaba tarde e hizo un esprint de lo más rápido. Pero, no se acordaba que llevaba el café en la mano… Y pasó esto.

6Y se quemó enterito

Esta persona si tubo el peor día de su vida. Seguro que estaría pensando en la mala suerte de ser el único coche que estaba incendiado.

7Esta persona se encontró el ordenador así

Esta persona está maldiciendo a todo quien se acerca por la oficina. Se fue a comer al comedor con sus compañeros y algún graciosillo le metió parmesano en el ordenador… Pues vaya regalito…

8Lo que hace aparcar de noche





Hay veces que al aparcar de noche no puedes muy bien en sitio… Esta persona vio un hueco enorme para dejar su coche y a la mañana siguiente se dio cuenta de dónde lo aparcó realmente. Fresquito estaría seguro…

9Y se marchó…

Este teléfono se fue navegando por la alcantarilla más profunda de la ciudad… Esperamos que Penywise no te lo quite… Si no va a encontrarte seguro.

10Vaya bombardeo ha sufrido este coche

Justo lo aparcó en la acera donde había un árbol. Y claro está… También había pajaritos revoloteando por ahí y haciendo sus necesidades…

11El jarrón más bien puesto

No sabían qué hacer con este jarrón, así que lo tiraron por la ventana. Así, pim pam. A la calle… Y claro, acabó encima de un coche…

12Se equivocó de parking



Él quería ir a aparcar el coche en el parking, pero se despistó… Y acabó aparcándolo en una cafetería.

¿Has flipado con estos días tan malos? ¿Tú también has tenido un mal día? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir