Hace unos años, el famoso actor de Hollywood Brad Pitt confesó tener una enfermedad poco común entre la población. Esta enfermedad incapacita el reconocimiento de rostros, llegando incluso a no poder reconocer ni su propia cara en un espejo. Esta enfermedad neurológica se llama prosopagnosia.

Este actorazo, famoso por multitud de películas, ha sido noticia por cumplir 56 años. Desde que se hizo famoso, parecía que lo sabíamos todo de él, pero hace unos seis años, contó a sus seguidores que sufría esta enfermedad neurológica.

La gente lo tomaba por un arrogante

El exmarido de Angelina Jolie reveló en una entrevista para la revista Esquire en 2013 que padecía de prosopagnosia. Harto de que dijeran que tenía aires de superioridad porque no saludaba a la gente que se encontraba por la calle, decidió abrirse en canal y contar todo sobre su enfermedad.

La particularidad de esta enfermedad es que incapacita a quien la sufre a reconocer los rostros familiares, incluso el propio. Es una agnosia visual (la incapacidad de procesar estímulos visuales) pero centrada en las caras. El término procede del griego; siendo «prosopón» (cara) y «agnosia» (ausencia de conocimiento)

¿De dónde procede este ‘palabro’ tan extraño?

La etiología de la prosopagnosia puede ser congénita (heredada, aunque aún no se ha podido identificar el gen exacto) o adquirida (causada normalmente por un ACV, traumatismos, como consecuencia de cirugías…). Las estructuras neuroanatómicas que quedan afectadas cuando se padece de prosopagnosia son las áreas cerebrales bilateras de cara fusiforme, áreas de la cara occipital y el surco temporal posterior superior ya que esta seria la red facial básica en la que nos permite procesar los aspectos visuales de las caras.

La exploración neuropsicológica que se hace para saber si la persona sufre de prosopagnosia, es con la aplicación de diferentes test que permiten hacer un estudio completo de las dificultades. Se necesitan hacer pruebas de familiaridad facial, pruebas de exclusión y pruebas de percepción facial. Uno de los test más utilizados es el Test de Reconocimiento Facial de Benton que consiste en emparejar caras de frente y de lado con diferente iluminación.

¿Cómo puede afectarte en tu día a día?

Hay algunas consecuencias que podrían sufrir los que tienen prosopagnosia, y es que puede que su área social se deteriore un poco (por malentendidos a causa de la imposibilidad de reconocer a la gente que se encuentran), también puede repercutir a nivel psicológico (podría haber sintomatología ansiosa y depresiva) y la preocupación de los familiares.





No hay un tratamiento para la prosopagnosia, pero sí que hay rehabilitación, la cual se centra en enseñar métodos y estrategias de compensación (que aprendan a distinguir las personas por detalles, olores, gafas, el peinado, cicatrices, marcas…) y con psicoeducación (enseñar a los familiares a que cuando lo vean, le digan su nombre al momento para que pueda identificarlos sin causarle una ansiedad añadida).

¿Conocías esta enfermedad neurológica tan extraña? ¿Conoces algún amigo la sufra? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

De paso, os dejamos aquí el capítulo de ‘First Dates’ de ayer en el que un comensal deja plantada a su cita nada más verla: «no es mi prototipo». El escándalo fue tal, que el chico tuvo que salir a pedir disculpas por su mala educación.

Click en la imagen para ver la noticia:

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: mundodeportivo

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥