En un lado de la mesa teníamos a Jboo, una joven de 24 años: «me llaman así porque soy muy explosiva». Y es que ella tenía muy clara la imagen que tenía de sí misma: «yo soy muy alocada», confesaba. Pero también reconocida que su personalidad, en muchas ocasiones, había sido una barrera de cara a conocer otras personas: «una vez fui a casa de una chico al que conocí por Instagram y, al abrirme la puerta, le dije ‘ola’ y me la cerró en la cara».

En el otro lado de la mesa íbamos a tener a Sergio, un joven de 23 años con una gran pasión por Lady Gaga: «como buen maricón que soy, soy fan de Lady Gaga… es el altar de la vida».

El primer contacto entre ambos no fue demasiado positivo y, de hecho, Jboo estaba completamente horrorizada: «no me ha gustado nada», reconocía en el confesionario. A pesar de eso, entre ambos, la conversación empezaba de forma bastante cordial (esta cordialidad, como ya veréis, fue desapareciendo a lo largo de la velada).

Ya en la mesa, Sergio se dio cuenta de que tampoco estaba demasiado contento con su cita: «lo veo como el típico gay, por decirlo así. No tengo nada en contra, pero es que no sé…».

Cuando tocó el momento de hablar sobre las experiencias amorosas, Jboo confesaba haber tenido muy mala suerte… pero es que Sergio ya no tenía oídos para él: «no le he visto ninguna personalidad propia. Se ha intentado meter en un colectivo gay ‘femenino’… pero él no es así.

Jboo, por su parte, tampoco estaba nada contento con la cita que estaba teniendo: «ese chico me nublaba. Con lo esporádica y alegre que yo soy, me sentía pagada con él».





Cuando tocó hablar de metas laborales, la cosa se puso muchísimo más tensa ya que, mientras que Jboo aspiraba a ser encargado de tienda, Sergio aspiraba a ser diseñador gráfico y menospreciaba el trabajo de su cita: «¿de verdad es eso a lo que aspiras?». A Jboo esto no le gustó nada: «Sí, soy muy básico, lo sé, pero más básico es él».

La cosa se acabó de torcer cuando Jboo le dijo a Sergio que era ‘un poco soso’. Esto desató una serie de acusaciones cruzadas que creó una situación de absoluta tensión… con un final poco habitual en este programa: que uno de los dos abandonase la cita antes de que esta acabase.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta cita? ¿Cuál de los dos creéis que se ha comportado peor? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: First Dates.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥