La genética es una rama de la biología que estudia los caracteres hereditarios que se transmiten de generación en generación. Muchas veces, estos caracteres no se manifiestan de forma aparente y hacen que los rasgos físicos sean más distintos que Robert de Niro y su hijo. Pero hay veces que, incluso, los abuelos y los nietos, a pesar de tener una generación de por medio, son como dos gotas de agua. De estas similitudes nos damos cuenta en Navidades o en algunas reuniones donde sacamos los álbumes de fotos de nuestros familiares. Entonces, es cuando jugamos al ‘quién es quién’. La nariz de la abuela es igual a la de la hija, los labios gruesos vienen de la tía abuela María, la forma de la cara es idéntica a la de la prima de la sobrina de tu tía, etc.

Hoy os enseñaremos dos familiares que si se hubieran conocido en su época, hubieran flipado muchísimo con sus similitudes. ¿Preparados para ver estas dos gotas de agua? A continuación:

1Padre e hijo

No solo se parecen mucho físicamente, sino que además tienen los mismos dedos. Mismo traje en el día de su graduación.

2Madre e hija

Estas dos, aparte de parecerse un montón físicamente, tienen un rollo bastante similar. Aunque la época cambie, estas dos siguen la misma línea a lo que estilo se refiere.

3Los bebés gemelos con 4 años de diferencia

Estos dos nacieron el mismo día, pero en años diferentes. Parecen dos gemelos, ya que, aparte de hacer la misma pose, tienen la misma cara.

4Abuela y nieta

Esta chica quiso regalarle a su padre una foto de ella simulando a su abuela. Realmente parecen la misma persona.





5Mismo sillón, diferente niño

El bebé de la primera fotografía es el padre en la segunda. Sin duda es una foto idéntica pero en un tiempo diferente. Lo único que no cambia es el sofá.

6Las primas recrean las fotos de sus madres

Estas primas quisieron hacerse una foto replicando y copiando otra de sus madres hecha años antes. Sin duda es un regalo de lo más divertido.

7La bisabuela de la niña

Estas dos tienen más de 100 años entre ellas, pero sin duda el tiempo no las separa en lo que a similitud se refiere.

8Madre e hija





La chica admite que se parece bastante a su madre, pero que sin duda la nariz la ha heredado de su padre.

9El abuelo y su nieto

Estos dos se parecen mucho, pero no solo eso, sino que también tienen las mismas aficiones, posarse semidesnudo delante de la cámara.

10Padre e hijo

Estos dos tienen la misma cara, incluso bostezando. También tienen en común el placer que tienen al dormir. Ninguno de los dos sufre insomnio.

¿Has flipado con estos parientes? ¿Conoces algún amigo que tenga algún familiar parecido a él? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Genial guru.